miércoles 11.12.2019

Javi Fuego, siente “pena” por el cisma entre su club y el Oviedo

“Me encantaría que se normalizasen las cosas, que fuese un derbi que lo pudiese disfrutar toda Asturias”, sostiene el centrocampista rojiblanco
Solo jugó un partido ante el conjunto ovetense con la camiseta gijonesa  | sporting de gijón
Solo jugó un partido ante el conjunto ovetense con la camiseta gijonesa | sporting de gijón

El centrocampista del Sporting Javi Fuego reconoció “sentir pena” por el cisma que están viviendo los dos clubes e hizo una llamada a la normalidad “de todo el mundo del fútbol en general”.

El derbi entre Oviedo y Sporting no registrará presencia de aficionados rojiblancos en el Carlos Tartiere ya que el club gijonés rechazó las entradas al no estar de acuerdo con los controles de seguridad que obligaba a los aficionados gijoneses a emplear casi ocho horas para un partido que se juega a 30 kilómetros de distancia. 

“Me encantaría que se normalizasen las cosas, que fuese un derbi que lo pudiese disfrutar toda Asturias, que todo el mundo pudiese ir sin ningún riesgo y todos fuésemos civilizados”, indicó el jugador, que manifestó que “es cierto que el fútbol mueve masas, pero al final es solo deporte y el respeto debe de estar por encima de todo”. 

Fuego recordó que solo jugó un partido ante el Real Oviedo antes de abandonar la disciplina rojiblanca, aunque fue un trofeo de verano y no un partido oficial. El centrocampista destacó que no hubo que explicar a los compañeros de fuera de Asturias lo que significa este partido porque “son todos gente de fútbol y quien más o quien menos entiende estas rivalidades. “Mi último recuerdo es el 0-2 con goles de Lozano y Villa”, indicó Javi Fuego, que como espectador sí vivió varios derbis.

Tanto Sporting como Oviedo llegan en un mal momento, “los dos en horas bajas”, según palabras de Javi Fuego, quien considera que “es una pena jugar un derbi en estas circunstancias en la que prima más la necesidad de puntuar que la de disfrutar y hacer un buen partido”. 

José Alberto está entrenando a puerta cerrada pero la sesión del sábado será abierta a todo el mundo, lo que agradece Javi Fuego porque “servirá para recibir un último aliento de los aficionados que están dando mucho”.

Comentarios