Miércoles 14.11.2018
DXT Campeón
EFE

SELECCIÓN | LIGA DE NACIONES

España destroza a Croacia

ESPAÑA   6 - 0 CROACIA

España firmó una victoria de prestigio tras un espectacular goleada por 6-0 ante Croacia, en un gran encuentro coral de los pupilos de Luis Enrique, entre los que destacó la figura de Marcos Asensio

Los jugadores de la selección celebran el primer gol del equipo marcado por Saul Ñiguez	| morell/efe
Los jugadores de la selección celebran el primer gol del equipo marcado por Saul Ñiguez | morell/efe
España destroza a Croacia

España firmó una victoria de prestigio tras un espectacular goleada por 6-0 ante Croacia, en un gran encuentro coral de los pupilos de Luis Enrique, entre los que destacó la figura de Marcos Asensio, que firmó su mejor actuación con la selección y que, junto al gol inicial de Saúl, destrozó en el primer tiempo a la subcampeona mundial.

Ambos jugadores sobresalieron por encima del resto y dirigieron al equipo de Luis Enrique hacia su segunda victoria consecutiva en una competición que ha sentado muy bien a un equipo que necesitaba reinventarse después de la Copa del Mundo.

España es ahora más vertical. Tiene el mismo control de la pelota, pero no la manosea en exceso como en el Mundial. Es mucho más directa. Y, eso, a jugadores como Saúl o Asensio les viene muy bien.

Después del reto de Wembley que los hombres de Luis Enrique pasaron con buena nota, a España le tocaba enfrentarse a un equipo de primera categoría mundial. Croacia, con Luka Modric sobre el terreno de juego, pero sin jugadores como Mario Mandzukic o Danijel Subasic, no tuvo ningún protagonismo a lo largo de los noventa minutos.

La Roja, que comenzó con ciertas dudas en defensa, encontró la tranquilidad con el tanto de Saúl y acabó goleando de forma escandalosa a Croacia para lograr un triunfo con el que encarrila la clasificación para a Final a Cuatro de la Liga de Naciones.

España y Croacia desplegaron una presión muy adelantada en los primeros compases del partido, aunque fueron los pupilos de Zlatko Dalic los que daban más sensación de peligro.

Primero Rakitic, con un disparo desde la frontal y posteriormente un remate franco de Perisic, que bloqueó Carvajal providencialmente, crearon el desasosiego en la zaga española y en las gradas. La lesión de Vrsaljko, a los veinte minutos de juego, fue un alivio para España, ya que las galopadas del lateral diestro habían puesto en apuros a la zaga española.


Sin la presencia de Thiago en la medular, la gestación de juego español fue más directo, sin largas posesiones, y con Asensio con libertad para moverse por todo el campo. Rodrigo se mostró muy peligroso en estos minutos iniciales, pero fue el jugador local Saúl el que abriría el marcador, al igual que hizo el pasado sábado en Wembley.


Un sensacional centro desde la banda con el exterior de Carvajal encontró un imperial cabezazo picado del jugador ilicitano que provocó el delirio en las gradas del Martínez Valero (minuto 24).


España ganó en aplomo y seguridad tras el gol. Asensio, que había pecado de cierto individualismo en sus acciones, puso la puntilla a Croacia en apenas dos minutos con dos disparos lejanos. El primero tras recuperar un balón en el balcón del área y con un potente chut y el segundo tras una diagonal que acabó con un lanzamiento desde la frontal que se estrelló en el larguero y posteriormente en la espalda del meta croata para acabar en el tercer gol de la Roja.

Si Croacia albergaba alguna esperanza de meterse en el partido tras el paso por los vestuarios, España la borró de un plumazo, ya que nada más reanudarse el partido una gran asistencia de Asensio dejaba a Rodrigo solo ante el meta Kalinic y el valencianista no perdonó.

España estaba desatada ante un rival hundido, incapaz de frenar las acometidas de los españoles. Un cabezazo del capitán Sergio Ramos subía el quinto gol al marcador cuando aún restaba más de media hora de partido.

El correctivo era tremendo para Croacia. Ni rastro de Modric y Rakitic. España bajó un poco el pistón pero aún así, la superioridad era insultante e Isco se sumó a la fiesta goleadora para firmar el 6-0 definitivo en el partido número 300 de España como local.


El encuentro también sirvió a Rodri, futbolista del Atlético, para debutar como internacional tras sustituir al barcelonista Busquets en el minuto 59 del partido.

España destroza a Croacia
Comentarios