jueves 09.07.2020

El Celta quiere confirmarse

El conjunto olívico visita a una Real Sociedad a la baja y espera dar continuidad a la convincente victoria de la última jornada ante el Alavés para seguir distanciándose de la zona de descenso
El Celta reaccionó
con una goleada
ante el Alavés
el pasado fin de
semana | efe
El Celta reaccionó con una goleada ante el Alavés el pasado fin de semana | efe

La Real Sociedad juega en Anoeta por segunda jornada consecutiva tras su derrota ante el Real Madrid y recibe, agobiada por los malos resultados, a un Celta emergente que quiere mirar hacia arriba tras la goleada al Deportivo Alavés (6-0).

La Real ha entrado muy mal a la reanudación liguera, solo suma un punto de los últimos nueve y ha cedido cinco en Anoeta, justo cuando los donostiarras estaban a un paso de marcar un hito histórico de triunfos consecutivos como local hace solo diez días.

La Liga de Campeones se aleja a cinco puntos, lo que obliga al equipo de Imanol Alguacil a ganar al Celta si no quiere tirar la toalla en la lucha por esas posiciones de privilegio y verse obligada a tratar de asegurar la Liga Europa.

Vuelve al once titular Joseba Zaldua, si se recupera de unas molestias musculares que arrastra, después del partido de suspensión ante el Real Madrid y hay dudas en la delantera, con un puesto entre William José y Álex Isak que posiblemente se lo adjudique el brasileño, quien no sufrió mucho desgaste contra el equipo blanco.

Mikel Merino, que viene de marcar en ese último partido, y Mikel Oyarzabal, que lo había hecho en los tres partidos anteriores en casa, serán los principales argumentos ofensivos de los blanquiazules ante el conjunto gallego.

El Celta espera dar continuidad a la convincente victoria de la última jornada ante el Alavés para seguir distanciándose de la zona de descenso, y para ello deberá superar a una Real Sociedad que atraviesa su peor momento del curso después de sumar únicamente un punto en los tres partidos disputados tras la crisis sanitaria.

‘Efecto Nolito’

La goleada al equipo de Asier Garitano y el ‘efecto Nolito’ han reforzado anímicamente a un Celta que por delante tiene otro reto mayúsculo: encadenar dos victorias seguidas, algo que no consigue desde diciembre de 2018.

Pese al gran rendimiento ofrecido por los suyos en el último encuentro, el técnico Óscar García Junyent, que sigue sin cerrar su renovación con el Celta, medita regresar a la línea de tres centrales para contrarrestar el potencial ofensivo de los donostiarras, sobre todo porque no podrá contar con el mediocentro turco Okay Yokuslu.

En ese caso, el ghanés Joseph Aidoo actuaría junto a Murillo y Araujo en el centro del eje, con Kevin Vázquez y Olaza en los laterales. El croata Bradaric regresaría a la medular junto a Fran Beltrán y Denis Suárez, dejando la línea de ataque para Aspas y Smolov, sin descartar que Nolito o Santi Mina entren por el internacional ruso. l

Comentarios