miércoles 08.04.2020
depor | Entrenamiento

Vuelven Lucas y Mosquera, se cae Sidnei por los ‘isquios’

El segundo entrenamiento de la semana supuso el regreso de Lucas Pérez y Pedro Mosquera, dos futbolistas que el martes se quedaron en la caseta, pues ambos arrastraban molestias del pasado encuentro ante el Leganés.

Seedorf, durante el entrenamiento celebrado ayer en las instalaciones de Abegondo  | javier alborés
Seedorf, durante el entrenamiento celebrado ayer en las instalaciones de Abegondo | javier alborés

El segundo entrenamiento de la semana supuso el regreso de Lucas Pérez y Pedro Mosquera, dos futbolistas que el martes se quedaron en la caseta, pues ambos arrastraban molestias del pasado encuentro ante el Leganés.

Minutos en sus botas
Los dos pudieron ejercitarse ayer sin problemas. En el caso del ariete, ha jugado íntegros los cinco últimos partidos ligueros (Atlético, Málaga, Athletic, Sevilla y Leganés), mientras que el mediocentro coruñés también ha ejercido desde el inicio en las últimas cinco contiendas, pero solo jugó los noventa minutos ante el Atlético de Madrid y el Athletic.

Una nueva baja
A la alegría por el regreso de sendos futbolistas, se unió la preocupación por Sidnei Rechel. El central sintió un pinchazo en los isquiotibiales de su pierna izquierda y se tuvo que retirar antes.
El propio Clarence Seedorf vió como se dolía en la zona, se interesó por él y, tras una breve conversación, convenieron en que se retirase, por precaución, acompañado del doctor Barral, galeno del club. No es la primera vez que el zaguero se resiente de su musculatura isquiotibial, que ya le ha apartado en otras ocasiones de las convocatorias. El central había recibido el alta la semana pasada y este traspié supone un problema en la semana de la visita del Barcelona.
Mientras Fabian Schär, que el martes tuvo que realizar parte de la sesión con un vendaje en el muslo, pudo finalizar el entreno con normalidad. Con la vuelta de Sulley Muntari al grupo, aunque aún sin el alta médica, solo continúa en la enfermería Eneko Bóveda, con una lesión de grado II-III de la unión musculotendinosa distal del tríceps sural izquierdo. Tampoco saltó al campo Adrián López, también resentido de los golpes sufridos en los últimos partidos ligueros.
La sesión de ayer, de algo más de una hora de duración, estuvo dividida en dos partes: una primera separando ataque y defensa y otra basada en el trabajo de presión en la salida de balón. l