Viernes 16.11.2018
depor | protagonista

Vicente: “Va a ser el partido más difícil de toda mi vida”

Vicente Gómez confesó ayer que el sábado disputará “el partido más difícil” y “emotivo” de su carrera deportiva, puesto que regresa a casa para enfrentarse al conjunto que le permitió dar el salto al fútbol profesional y en el que militó durante nueve temporadas antes de fichar por la escuadra coruñesa el pasado verano.

 

El mediocampista canario, durante la sesión de entrenamiento de ayer en Abegondo  | pedro puig
El mediocampista canario, durante la sesión de entrenamiento de ayer en Abegondo | pedro puig

El mediocampista grancanario recaló en 2009 en la UD Las Palmas, tras haberse iniciado en la Asociación Deportiva Huracán, por lo que, hasta su traspaso al Deportivo, el talentoso futbolista tan solo había defendido una camiseta a nivel profesional. El sábado volverá a su antiguo vestuario, pero como visitante.

“Va a ser el partido más emotivo y he hablado con mis amigos que seguramente va a ser el más difícil de mi vida porque al final vas a luchar contra tus sentimientos, pero ojalá llegue lo más rápido posible, que lo deje todo en el vestuario y salga a jugar al fútbol, que es lo que yo sé hacer”, reconoció el jugador de 30 años instantes antes de que comenzase el entrenamiento de ayer.

“Para mí, es un partido especial. Importante primero porque es uno de los mejores equipos de la categoría y va a estar arriba hasta el final y especial también porque no hay que esconder que yo soy aficionado de Las Palmas y he pasado toda mi vida ahí”, relató el exfutbolista amarillo, quien admitió que le resultará extraño reencontrarse con sus antiguos compañeros.

“Va a ser complicado al principio, seguro, porque siempre que he ido allí ha sido para jugar de local, pero tomé la decisión de salir y hay que asumir todo lo que va a venir ahora. Intentaré enchufarme lo más rápido posible al partido y dejar los sentimientos en el vestuario”, apuntó el mediocampista del Deportivo.

Pese a haber cambiado la camiseta amarilla por la blanquiazul el pasado mes de agosto, Vicente confía en que la afición de Gran Canaria le reciba con los brazos abiertos.

“Espero un recibimiento bueno porque siempre defendí el escudo, los colores. La gente sabe que era y sigo siendo aficionado del equipo y, más allá del nivel malísimo que tuve el año pasado, creo que siempre he podido rendir. Fui un profesional, que fue lo que me enseñaron en esa casa, a ser un profesional y tener una serie de valores”, subrayó.

En ese sentido, dijo que, aunque los hinchas insulares “van a animar al equipo” y “querrán que gane” el cuadro canario, “me dirán cosas buenas”.
Ya centrado en el duelo del sábado, prefirió dejar los sentimentalismos a un lado y pensar únicamente en sumar tres puntos que podrían aupar al conjunto coruñés a los puestos de ascenso directo.

“Iré a hacer mi partido y ojalá seamos capaces de ganar ahí, que es un estadio muy complicado”, indicó.

Aunque Las Palmas es su casa, Vicente Gómez siente que acertó cuando hizo las maletas para cruzar el charco.

“Fue correcta porque sabía que en el plano personal tenía que tomar esa decisión porque yo no estaba bien, no estaba a gusto y con el paso de las semanas me iba dando cuenta de que estaba triste en Las Palmas, no por el equipo, sino por mí, el descenso... El último año y medio me sentía muy responsable, mi nivel no era el mismo, tuve lesiones y entré en un bucle de cosas negativas que me iba dando cuenta de que estaba más deprimido de lo que pensaba y al final venir aquí es quitarme un lastre de encima y volver a pensar solo en el fútbol”, confesó.

Admitió que en el Deportivo se siente “muy valorado, sobre todo por mis compañeros, por el míster, que cada vez que he estado disponible, he jugado”.

“Estoy muy contento y espero todavía rendir un poquito más. Otras temporadas he pisado un poco más el área, es verdad que el sistema es un poco diferente, pero me pido tener más presencia en el área, hacer goles, que siempre los he hecho donde he estado, y ojalá que todo eso siga creciendo y pueda mejorar mi rendimiento”, analizó.

No firma el empate
Aunque visitan el estadio de un claro candidato al ascenso a Primera División, Vicente Gómez no se conformaría con sumar un solo punto.

“Sabemos que Las Palmas es un muy buen equipo, pero nosotros somos el Depor, también somos un buen equipo y no vamos a firmar ningún empate”, avisó.

Sobre el conjunto canario, señaló que “dando incluso la sensación de que no terminan de estar del todo bien, están arriba” y destacó “la pegada” y el “oficio” de los pupilos de Manolo Jiménez.

“Va a ser un buen desafío porque Las Palmas tiene mucha pegada. Quizá no tiene tanto protagonismo con el balón, pero en cuanto recuperan, tienen transiciones muy rápidas. Ahora mismo está jugando con tres delanteros que, para la gente defensiva del equipo, tenerlos controlados va a ser complicado”, advirtió.

“Si queremos ir a ganar, tenemos que tener mucho tiempo el balón, ser protagonistas, tenemos que aislar lo máximo posible a su gente de arriba, a la gente que lanza los contragolpes porque al final va a ser su principal arma. El balón parado también lo manejan muy bien”, indicó, e insistió en que “debemos tener la personalidad suficiente de decir: Somos el Depor, queremos el balón y queremos ganar este partido”, sentenció.

Comentarios