miércoles 12/8/20

Vázquez: “Lo vemos cerca, pero no está conseguido aún”

Vázquez tuvo que ubicarse en la grada en un partido en el que varios ex del Depor regresaron a Riazor con el Huesca  | quintana
Vázquez tuvo que ubicarse en la grada en un partido en el que varios ex del Depor regresaron a Riazor con el Huesca | quintana

Aunque la permanencia está a una victoria, Fernando Vázquez incidió en el mensaje que había  lanzado en la previa del partido: el objetivo no está conseguido. “Está cerca pero es cuando más lejos está. Venimos de una situación durísima, lo vemos  cerca, pero no está conseguido aún, así que hay que tener cuidado porque ya lo viví en algún equipo en que me faltaba nada para conseguir el objetivo y no lo logré”, comentó el preparador deportivista tras la victoria ante el Huesca,

Un triunfo que certificó Christian Santos en su primer partido como titular con Vázquez en el banquillo. “Me alegro especialmente por Christian,  que está sufriendo porque es difícil para todos los puntas cuando juego con uno solo. Que entre uno y marque me llena de alegría y especialmente él, que hizo un enorme trabajo y un golazo”, indicó.

El míster vio el partido desde Tribuna Superior por sanción. “Estoy más tranquilo en la grada que al lado del banquillo, lo veo perfectamente, analizo mejor, aunque estás acostumbrado al banquillo. Para un entrenador estar arriba es maravilloso. La pena es que un entrenador no puede estar arriba y abajo; a mí me gustaría poder elegir. No sé a quien le hace daño, pero está prohibido”, recordó.

El once que sacó lo completaban los jugadores que iniciaron el campeonato. “En eso no caí en la cuenta. El equipo en el primer tiempo estuvo bien posicionado, más avanzado que en el segundo, nos marcaron en un centro y hay que revisar porque nos han metido tres así. En el segundo, nos fundimos demasiado y sufrimos un poco más, cambiamos el comportamiento, pasamos a ser más conservadores”, admitió el técnico.

También criticó que el equipo cometió “algunas faltitas” que sobraban y concedió demasiados centros. 

“El trabajo defensivo fue extraordinario ante un gran equipo, con jugadores de un nivel técnico importante”, explicó el míster, que no estaba “intranquilo” por el resultado.

En los últimos minutos, buscó defender con el balón. “Teníamos posesiones muy cortas y aguantar así era complicado. Saco a Çolak con Aketxe para combinar y el equipo tuvo cierto alivio. Tras el parón (para la hidratación), el equipo recuperó el oxígeno que le faltaba y tuvimos opciones de marcar el tercero”, reconoció el preparador deportivista, que está a punto de conseguir el objetivo para el que llegó.

Comentarios