viernes 25/9/20

Vázquez: “Los futbolistas no podían jugar, fue un espectáculo denigrante”

Vázquez se sintió
avergonzado;
Sandoval defendió
la profesionalidad
del Deportivo y
criticó el arbitraje |
quintana
Vázquez se sintió avergonzado; Sandoval defendió la profesionalidad del Deportivo y criticó el arbitraje | quintana

El entrenador del Deportivo, Fernando Vázquez, consideró que el partido ante el Fuenlabrada fue “la mentira del fútbol” por las circunstancias que rodearon el encuentro que había sido aplazado el 20 de julio y que tenía que haberse celebrado en horario unificado con el resto de la última jornada de Segunda División.

Vázquez consideró que en otro momento este partido habría sido entre dos equipos “más competitivos”, un encuentro “más real”.

“Los jugadores no podían jugar al fútbol, fue un espectáculo denigrante, que ennegrece por completo la competición”, advirtió.

Añadió que “esto es un paripé, pero un paripé montado” y dijo que “la propia Liga no merecía” que el Deportivo disputara el partido.

“LaLiga traiciona al Deportivo y a nosotros se nos exigía competitividad en unas circunstancias que son imposibles de tener”, precisó.

De la victoria ante el Fuenlabrada dijo que no le “da la salvación”, pero sí “orgullo” por haber “cumplido” lo que se le prometió al Elche, que iban a ser profesionales.

“Lo siento por el Fuenlabrada, que no tengo nada contra ellos. Mis jugadores dieron un ejemplo impresionante. Les di las gracias porque no tenían por qué venir. Sin entrenar, jugaron y con sus limitaciones hicieron un partido decente”, apuntó.

Vázquez recordó que este partido “podría tomarse”, por parte de algunos, como “un éxito del fútbol español” por haber finalizado la temporada, “pero -matizó- el precio que paga LaLiga, la organización, es decepcionante”.

“Mientras veía el partido me sentía avergonzado de lo que estaba viendo”, aseguró el técnico, quien consideró que su equipo sigue siendo de Segunda División y abogó por una liga de 24 equipos en la categoría de plata. En este sentido, expresó su confianza en la justicia.

El preparador del Deportivo dijo que “realmente el equipo lo que celebró” al final del partido “fue el sentimiento que tenía ante una situación de vergüenza, de humillación, la que sentían por el tratamiento que considero yo que les dio LaLiga. Yo también les aplaudí a los jugadores. Para el Deportivo es un triunfo importante”, afirmó. “No sentí alegría futbolística, sentí vergüenza, rabia, humillación y al mismo tiempo pensaba en si les pasaba algo grave a los nuestros o los del Fuenlabrada, porque aquí hay responsables”, criticó. l

Comentarios