jueves 14.11.2019

Un nuevo desencuentro

Vidal y Tino lideraron la candidatura que ganó en 2014, pero la dimisión del consejero y la última Junta han acabado de dinamitar su relación personal

Tino y Fernando formaron parte de la candidatura para presidir el Deportivo en 2014  | aec
Tino y Fernando formaron parte de la candidatura para presidir el Deportivo en 2014 | aec

Fernando Vidal y Tino han firmado un nuevo desencuentro, tras el papel activo de este último en las elecciones.

Unos problemas, a nivel profesional y ahora, a la vista de las declaraciones de Vidal parece que también personal, que vienen de atrás.

Concretamente, tras la dimisión del consejero en 2017, sobre cuyas razones no quiso hablar ayer, en la rueda de prensa que ofreció para comentar las pasadas elecciones.

Sí se explayó más sobre los encuentros que mantuvo con Tino antes de decidirse a presentar su candidatura. “Con Tino me reuní dos veces, la última vez el domingo que jugamos en Lugo. La primera vez, con una persona de mi Consejo presente, nos explicó las causas de la dimisión y me animó a presentarme, lo cual es todavía mucho más malvado, porque yo en ese momento no sabía lo que iba a hacer. Él cuando habló conmigo ya tenia decidido lo que iba a hacer: cenas, reuniones clandestinas... es una ciudad pequeña y todo se sabe”, avisó Vidal. 

Admitió que tenían “una relación, después de dimitir fuimos a comer dos o tres veces, lo que pasó (en la Asamblea) es inexplicable”, afirmó.

Criticó, además, que Tino y su Consejo, que ya habían dimitido, se afanasen aún así en recabar el mayor número de apoyos posibles.

“Hay un antes y un después en esta Junta general. Si un Consejo dimite, no tiene sentido que movilice toda la maquinaria del club: empleados, teléfonos, libro de accionistas para su servicio, buscando acciones por doquier. Si has dimitido échate a un lado”, expuso.

Ayuda en la victoria
Vidal quiso recordarle a Tino lo necesario que él fue en su triunfo en 2014, en el ganaron los comicios, en los que también se había presentado Zas: “Una lectura para sacar de este proceso es el peso y apoyo en 2014. Sin mi apoyo nunca habría sido presidente en 2014, no conocía a casi nadie”.

Comentarios