Martes 16.10.2018

DEPOR | INSTITUCIONAL

Sin prisa para responder

El resultado de la Asamblea de Accionistas que nombró a Tino Fernández presidente hasta 2023 queda en manos del Juzgado. Será el Mercantil Número 2 el que decida si la convocatoria de la Junta Extraordinaria era correcta y, en consecuencia, el resultado de la misma es válido, o si el modelo de delegación de acciones no se ajustaba a la ley ni a los estatutos del club y, por tanto, la Asamblea queda sin efecto.
 

El nuevo Consejo de Administración del Deportivo presenta una novedad respecto al que dirigía el club desde 2014: Ramón Piña por Fernando Vidal, que dimitió en septiembre  | p.g. fraga
El nuevo Consejo de Administración del Deportivo presenta una novedad respecto al que dirigía el club desde 2014: Ramón Piña por Fernando Vidal, que dimitió en septiembre | p.g. fraga
Sin prisa para responder

La vía judicial va para largo. El club dispone hasta casi la mitad de septiembre para presentar la contestación a la demanda de impugnación por parte de la candidatura de Miguel Otero. Este no solo impugnó la convocatoria de la Junta, sino también que se le denegara la solicitud de una Asamblea Extraordinaria antes de la que convocó el club porque entendían los consejeros, en virtud de un informe jurídico, que las acciones presentadas no eran válidas y tampoco las bases de la convocatoria de la Asamblea que pretendía forzar el expresidente de la Federación de Peñas.
Otero rechazó, además, la posibilidad de seguir adelante con la solicitud de que se suspendiera cautelarmente la Asamblea. El Juzgado había citado a las partes el próximo lunes para dirimir sobre ese asunto, pero el aspirante a presidir el Deportivo renunció a esa vía una vez que la cita en el Juzgado iba a celebrarse en una fecha posterior al de la propia Asamblea. Sin embargo, el presidente del Deportivo aseguró tras la Junta que fue el Juzgado el que le “denegó expresamente” a Otero la suspensión cautelar.

Respuesta aplazada
Tino Fernández explicó en la Asamblea por qué Altia se deshizo de su paquete accionarial en el Deportivo (por las pancartas que rezaban ‘Altia sube, el Depor baja’) y aclaró que no es el máximo accionista del club, como había manifestado previamente Otero desde el atril, sino el segundo por detrás de Hijos de Rivera (Estrella Galicia).
Sin embargo, aplazó arrojar luz sobre las acusaciones que vertió el expresidente de la Federación de Peñas, quien le acusó de querer comprar el Deportivo por “cuatro duros” y de haber adquirido paquetes de acciones no solo en la ampliación de capital, sino también recientemente, con ese proceso ya cerrado. En mayo, según la versión de Otero, Tino Fernández, a través de una de las empresas de su propiedad, habría supuestamente invertido 80.000 euros en acciones.
Otero comentó también que 20 empresas controlan 45.000 acciones del club, lo que supone “más del 25 por ciento del capital social del club”, lo que da para “manejar” el Deportivo. Fernández aseguró que en su momento responderá a Otero, al que acusó de mentir.

Unanimidad
En todo caso, el resultado de la Junta que se celebró en Palexco, a la que Tino Fernández se presentó sin oposición, fue contundente, con un apoyo casi unánime.

Sin prisa para responder