Martes 26.03.2019

Sin magia en la mediapunta

Con la única excepción del gaditano Luis Alberto en la temporada 15-16, el RC Deportivo no acaba de encontrar un enganche de calidad que marque las diferencias en el capítulo ofensivo

De izquierda a derecha, Haris Medunjanin, Luis Fariña, Luis Alberto, Emre Çolak y Carles Gil, últimos mediapuntas del Deportivo desde la temporada 14-15  | aec
De izquierda a derecha, Haris Medunjanin, Luis Fariña, Luis Alberto, Emre Çolak y Carles Gil, últimos mediapuntas del Deportivo desde la temporada 14-15 | aec

Desde el último lustro la posición de mediapunta carece de brillo en el RC Deportivo, sin protagonismo para los diferentes inquilinos que han pasado por el puesto de enganche.

El único futbolista que en todo este tiempo se ha ganado el respeto de la afición a base de talento puro ha sido el gaditano Luis Alberto, que en sociedad con Lucas Pérez, firmó un año de fábula en la temporada 15-16.


El ‘Pichita’, cedido por el Liverpool en A Coruña, estuvo presente en 29 de los 38 encuentros de Liga para adornar sus estadísticas con un total de seis goles y cinco asistencias.


Todo ello en una campaña en la que, además, tuvo que luchar contra una serie de lesiones musculares que le impidieron rendir al cien por ciento.

Colak, flojo | El turco tuvo problemas con todos sus técnicos y aportó muy poco



A pesar de los esfuerzos por retener al ‘21’, una gran oferta del Lazio romano hizo imposible cualquier tentativa coruñesa para que el andaluz siguiese dejando asomar su ‘duende’ en Riazor.
La gran esperanza para relevar a Luis Alberto se centró en la figura del internacional turco Emre Çolak, proveniente del siempre potente Galatasaray.


El otomano, con un carácter indomable, nunca llegó a explotar en sus dos años en las filas del Depor; a pesar de su brillantes condiciones técnicas, su sacrificio distó mucho de ser el óptimo.
No en vano, tuvo problemas con todos y cada uno de sus entrenadores en el club coruñés (Garitano, Mel, Cristóbal y Seedorf), hasta el punto de que apenas contó en su segundo año en el club, en el que el Deportivo padeció un descenso.


Çolak disputó 36 duelos en el ejercicio 16-17 (3 goles y 3 asistencias), mientras que en la 17-18 participó en 27 (2 goles y 1 asistencia).


Aunque disponía de una campaña más de contrato con la entidad de la Plaza de Pontevedra, decidió marcharse a una liga mucho menos competitiva como la de Arabia Saudita, donde milita en el Al-Wahda.


Otro fino centrocampista que ha pasado con más pena que gloria por el club coruñés ha sido Carles Gil; extremo reconvertido a mediapunta, completó dos temporadas y media en el Deportivo, tiempo en el que no llegó a asentarse nunca como un fijo y en donde ofreció una discreta hoja de servicios, con 54 partidos de Liga, 1 gol y 7 asistencias.


En el pasado mes de enero optó por hacer las maletas rumbo a una liga menos exigente como la de EEUU para engrosar el plantel del New England Revolution.


Desde el último ascenso y con anterioridad a ellos, Medunjanin o Fariña tampoco estuvieron al nivel deseado; el bosnio, con 24 partidos y dos goles y el argentino, con 21 apariciones y 1 tanto.

Comentarios