viernes 06.12.2019

Ruido externo

Ruido externo

Íñigo López jamás será recordado en A Coruña por su rendimiento en el terreno de juego, ya que su participación con la camiseta del Deportivo se redujo a 18 minutos en un solo partido de Liga. 


Si el nombre del central cobró protagonismo fue por los asuntos extradeportivos.


El 28 de mayo, el central fue detenido dentro de la 'Operación Oikos' por su presunta implicación con una red de amaños de partidos, y dos días después fue puesto en libertad con cargos y con una fianza de 75.000 euros.


Más tarde, fue inhabilitado por el Comité de Competición y en junio, El Confidencial le vinculó con la compraventa fraudulenta de coches.

La etapa de Íñigo López en A Coruña fue efímera y poco productiva a nivel deportivo.
El pasado 31 de enero, último día del mercado de invierno, el club coruñés anunciaba el fichaje del defensa central. “Llega con la carta de libertad para firmar por lo que resta de temporada tras pasar reconocimiento médico en el Hospital HM Modelo”, anunciaba la entidad blanquiazul en su web.

“Mi rol es aportar mi experiencia, sumar y apretar para que mis compañeros aprieten y el Deportivo vaya mejor”, manifestó el futbolista riojano, durante su presentación en Abegondo con la camiseta blanquiazul, y añadió que “no vengo a retirarme, vengo con una ilusión tremenda”.

Se trataba de un fichaje para tratar de reforzar el eje de la retaguardia, pero terminó convirtiéndose en un fracaso total, ya que tan solo disputó 18 minutos en el partido que el Deportivo jugó en Soria ante el Numancia en la trigésima sexta jornada de Liga (1-2).
Entre la competencia que se encontró en su demarcación, con Duarte y Marí consolidados como titulares indiscutibles y Michele Somma como primera opción en el banquillo, y los problemas extradeportivos que surgieron a finales de mayo, Íñigo López apenas contó en el Depor.

Comentarios