viernes 05.06.2020

Rodríguez Cebrián deja de ser asesor del Deportivo

El conocido empresario coruñés, junto a Richard Barral, eran los dos únicos colaboradores externos del actual Consejo de Administración
Juan  Carlos Rodríguez Cebrián, a la izquierda, charla amigablemente con Fernando Vidal | aec
Juan Carlos Rodríguez Cebrián, a la izquierda, charla amigablemente con Fernando Vidal | aec

“Trabajo para el Deportivo, no para lucirme. Estoy dando algo sin recibir nada, no me escondo”, declaró no hace muchas semanas Juan Carlos Rodríguez Cebrián a la emisora  de Cope Coruña.

Pues bien, el conocido empresario ha puesto punto final a su colaboración con el Real Club Deportivo La Coruña SAD como asesor externo del actual Consejo de Administración, según pudo saber este periódico.

Rodríguez Cebrián, que entre sus múltiples negocios se encuentran locales de moda de la hostelería coruñesa, acompañó a Vidal y a sus consejeros ya durante la campaña electoral a presidir al centenario club blanquiazul, que en palabras del propio presidente “ha jugado un papel muy importante a la hora de echarnos una mano en esta etapa tan complicada para nuestro club”, señalaba poco después de celebrarse la asamblea.

Muy vinculado
Efectivamente, hay que decir que Juan Carlos Rodríguez Cebrián siempre ha tenido una vinculación muy especial con el deporte herculino, primero con el Hockey Club Liceo y posteriormente con el Real Club Deportivo.

Su padre había presidido en su día una de las peñas del Liceo de hockey y de fútbol, la Peña Taboo, y era una persona muy querida y respetada en la ciudad. De ahí que siempre se vinculara a Rodríguez Cebrián como futurible presidente del Deportivo.

De hecho su nombre siempre estuvo presente en todos los foros cuando el club deportivista se debatía entre la supervivencia o la desaparición, pero nunca llegó a dar el paso definitivo. Juan Carlos Rodríguez Cebrián siempre se escudó en que por motivos familiares “no me dejaron ser ni presidente ni consejero ni nada”, había declarado el empresario coruñés recientemente. La única aventura en la que Cebrián se batió en unas elecciones fue para alcanzar la presidencia del Real Club de Golf de La Coruña, que se batió con Ignacio Olavida y no pudo alcanzar su objetivo.

Participación activa
La participación de Rodríguez Cebrián en esta etapa con Fernando Vidal fue muy importante, ya que colaboró a conseguir que se abrieran muchas puertas al Deportivo que antes las tenía prácticamente cerradas y fue clave en las negociaciones entre el club y Abanca, amén de otras empresas que entraron a facilitar la viabilidad de la entidad blanquiazul.

Lo que sí está claro es que Juan Carlos Cebrián, que por motivos profesionales a centrarse en sus negocios que precisan de su atención, siempre estará dispuesto cuando su amigo Fernando Vidal y sus consejeros le reclamen para echar una mano.

Comentarios