domingo 22.09.2019

Reencuentro 23 días después de la despedida

El centrocampista, en su presentación con los oscenses  | sd huesca
El centrocampista, en su presentación con los oscenses | sd huesca

El Deportivo se reencontrará el domingo en El Alcoraz con su exjugador Pedro Mosquera, que fue despedido por el club a principios de mes y posteriormente se incorporó al Huesca, con el que fue titular en la primera jornada de Segunda División.

Mosquera y el Deportivo se verán las caras en el césped y, después, en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), donde dirimirán la indemnización por la rescisión del contrato que le comunicaron tras el entrenamiento matinal del pasado 2 de agosto, el día antes de que el Huesca anunciara su incorporación.

El jugador de A Gaiteira, que se formó en el Real Madrid y llegó a debutar con el primer equipo blanco antes de jugar en el Getafe y el Elche, formaba parte del Deportivo desde la temporada 2015-16.

Su rendimiento en los primeros meses como blanquiazul le situaron en la agenda del Valencia, que ofreció 4 millones por él y obligó al Deportivo a mejorar su contrato y ampliarlo hasta 2021 (finalizaba en 2019) para no perderlo a mitad de temporada. En las siguientes campañas su cuota de protagonismo en el césped fue decreciendo y la temporada pasada solo formó parte del once del Deportivo en 12 partidos de Segunda División.

La llegada del japonés Gaku Shibasaki y la continuidad de Vicente Gómez le abrieron las puertas del equipo este verano y la dirección deportiva que encabeza Carmelo del Pozo optó por rescindirle las dos temporadas de contrato que le quedaban. 

“Desde que llegué siempre había creído en una despedida diferente, pero la vida trata de eso, de seguir el camino que a veces se te presenta y otras veces decides. Yo siempre he decidido querer y respetar al Deportivo, intentando dar ejemplo dentro y fuera del campo”, aseguró Mosquera en el mensaje de despedida que publicó el día que se comprometió por el Huesca.

Por su parte, Del Pozo justificó el despido porque “el club entendía que era difícil tener un jugador de esa jerarquía sin tener un papel importante” en el equipo. “Su contrato era muy, muy, muy importante. Había que tomar una decisión en presente y para el futuro”, afirmó el responsable del área deportiva.

El partido del domingo, si lo juega, será el cuarto de Mosquera ante el Deportivo, con el que empató con el Getafe en Riazor (2-2) en 2010, perdió con el Elche en ese escenario (1-0) en 2014 y derrotó (4-0) en el Martínez Valero en 2015 antes de incorporarse a las filas del equipo blanquiazul.

Para Luisinho, que en España solo ha vestido las camisetas del Depor y el Huesca, será su primer partido de Liga contra el conjunto coruñés; y para Juan Carlos será el tercer choque frente al club de su ciudad, al que se midió dos veces (con empate) con el Almería.

Comentarios