Miércoles 22.05.2019
DEPOR - ENTREVISTA

Raúl García Carnero: "Mis agentes hablaron con el Depor y aún no hay nada"

El lateral izquierdo del Alavés, habla para este periódico

El jugador posa con el trofeo de subcampeón de la Copa del Rey (edacción)
El jugador posa con el trofeo de subcampeón de la Copa del Rey (edacción)

Un trotamundos del fútbol como Raúl García Carnero (A Coruña, 1989) encontró su sitió en el Alavés, al que llegó tras su paso por el Almería (con ascenso incluido), Melilla y unos inicios que comenzaron en el Victoria y siguieron en Montañeros y Deportivo, tanto en el filial como en el primer equipo. Un periplo en el conjunto blanquiazul, que sigue de cerca y al que le gustaría regresar.

 

¿Cómo estás tú y el equipo tras ser subcampeones de la Copa del Rey?
Ahora mejor. En el momento fue bastante duro no poder haber brindado la Copa a la afición, porque se lo merecía. La gente al acabar el partido estaba bastante desanimada, llorando...Fue algo duro, pero la afición de allí es muy buena. Nos cantaron el `Campeones' igualmente y eso la verdad te levanta el ánimo.

Incluso el capitán ese día Manu García decía al final del duelo que se sentía ganador...
Sí, claro al final éramos un equipo recién ascendido y no sé sabía muy bien cómo iba a ser la temporada por todos los problemas por los que pasó el club económicamente. Hacer lo que hicimos este año es muy difícil. Quedar novenos en LaLiga y llegar a una final... Hacía 16 años que no se jugaba una final y es algo increíble. En la historia es la primera final copera. Al haber sido subcampeones creo que hemos hecho historia y además hemos entrado en la misma del Alavés.

El Depor tiene dos laterales zurdos con contrato en vigor y es complicado

Hablabas antes de ese ascenso, del que se cumple ahora un año y en el que fuiste protagonista con un gol, ¿cómo lo recuerdas?
Sí, la verdad es que he vivido momentos increíbles desde que llegué al Alavés. Del sufrimiento de habernos salvado en mi primer año en el último partido hasta lo que comentas. Ahora se cumple un año de haber ascendido a Primera División y de poder meter el último gol de ese ascenso. Tengo muy buenos recuerdos y la afición de allí siempre me ha apoyado.

¿Qué balance haces de esta temporada?
Cuando empieza LaLiga todos tenemos en mente conseguir la salvación y te ves en una situación en la que el equipo empieza a ir bien y rinde a un nivel mejor del que se espera. Hasta había ilusión por meterse en Europa, que era muy difícil, pero tuvimos esa ilusión que duró varias jornadas y eso es muy bonito. El hecho de no tener que estar sufriendo por salvarte en el último partido.

Tino Fernández declaró que tanto Alavés como Eibar eran dos espejos en los que tenía que mirarse el Deportivo. ¿Cómo habéis vivido desde dentro esta campaña y cómo gestionásteis esa 'sorpresa' que da el equipo en su vuelta a Primera División?
Personalmente, después de todo lo que he vivido, este año se ha dado un salto en cuanto a calidad en general. En lo referente a organización, cuerpo técnico, gente que ayuda durante todo el año preparando los vídeos de los rivales, nutricionista, coach...La verdad es que se ha dado un paso adelante y todo ha ayudado. Hemos ido todos en bloque y trabajando mucho desde el inicio de temporada. Juntamos un equipo en el que nos hemos compenetrado muy bien, con un entrenador que tácticamente trabaja mucho. A veces durante el año quizá se hace largo y pesado por el hecho de que no tienes descanso, estás trabajando mucho todo el rato, viendo muchos vídeos, ensayando todo lo que quiere el técnico y a veces pesa un poquito la cabeza, pero para eso estamos aquí y nos dedicamos a esto. Un poquito por esa línea, se ha dado un pasito más y se ha conseguido todo esto. Es mérito de todos, de los jugadores, que somos los que más estamos en boca de la gente y más a la vista, pero luego detrás de nosotros también hay un trabajo enorme.

Me llevé una alegría por el ascenso del Fabril, algo que yo también viví

 

Me encantará volver y estar en mi casa defendiendo los colores de mi equipo

Cumpliste este año 2017 tu cuarta campaña en el conjunto del Alavés, con el que finalizas contrato el próximo 30 de junio. ¿Te has planteado ya cuál será tu futuro?
Hasta ahora no quise hablar mucho de ello, porque teníamos la final de Copa del Rey, pero a partir de ahora me pondré un poquito con eso. En primer lugar quiero escuchar al club, al Alavés, porque llevo aquí cuatro temporadas, le tengo un cariño especial, apostó por mí y escucharé a ver qué me dicen ellos. Y evidentemente buscaré y miraré qué cosas van saliendo por ahí.

¿Si hubiese posibilidad te gustaría volver al Deportivo, o das por cerrada esa etapa?
No, ya me lo han preguntado muchas veces (risas). Más o menos siempre digo lo mismo. Evidentemente me encantaría volver, estar en mi casa y defendiendo los colores de mi equipo, entonces, sí que me gustaría mucho. Pero bueno, también hay que ser realistas y a día de hoy no hay nada. Mis representantes se mueven por todos los lados y también hablarán y ya han hablado con el Depor y de momento no hay nada. Hay dos laterales izquierdos que tienen contrato en vigor y el Depor no busca lateral izquierdo ahora mismo, entonces es complicado.

Eres un trotamundos pero ahora en el Alavés has conseguido esa estabilidad que muchas veces no se encuentra en casa y teniendo ahora un hijo, ¿se sopesa todo más?
Si, todos los futbolistas pasamos por etapas en las que nos toca salir de casa y al final cuando sales creces más. Al principio, cuando me fui el primer año me costó, pero no me arrepiento para nada. He crecido como jugador y como persona mucho y la verdad estoy agradecido a toda la trayectoria que llevo y todo el trabajo.

El filial logró el ascenso este fin de semana a Segunda B. Tú viviste la cara más dulce y amarga en el Fabril, ¿qué recuerdos guardas?
Me llevé una alegría porque yo, al igual que ellos, también viví ese ascenso, de Tercera Segunda B con el Fabril y es algo muy bonito. Es algo que para todos los chavales que están ahí y que esperan llegar al primer equipo el estar en Segunda B es muy bueno para que el salto no sea tan grande. También un poco el crecimiento del club pasa por ahí, porque se haya conseguido eso. Ahora que disfruten de ello y estando en Segunda B quizá tengan un poco más de posibilidades de subir al primer equipo. Es un poco más cerca (de Primera) y quizá también esos miedos que tiene el club de si un jugador dará el nivel se reduzcan un poco. No es tanto el salto en la categroría y creo que puedes apostar un poquito más por ahí. Los jugadores de la cantera son diamantes que tienen los clubes ahí que tienen que aprovechar.

¿Cómo valoras la temporada del Deportivo este año y esos cuatro partidos, dos en LaLiga y dos en la Copa, en los que no fue capaz de ganaros?
Sobre todo el de Riazor fue bastante especial. Estaba muy nervioso, hacía mogollón de tiempo que no pisaba el estadio. Sí que me había enfrentado ya al Depor con el Alavés pero no en Primera, en Segunda, el año del ascenso del Depor. Me alegro mucho de que el Deportivo haya conseguido la salvación, la pena fue que no se haya podido dar ese pasito más, haber podido quedar un poco más arriba y no haber sufrido tanto. Ojalá que el año que viene esté más arriba. Ahora a pensar en la próxima temporada, te hablo ya como aficionado, y que vaya todo lo mejor posible.