Lunes 10.12.2018

Quique gana enteros

 

Quique González, máximo goleador del Deportivo en este arranque de curso con dos dianas, dio ayer un paso adelante en su recuperación y apunta a estar a tiempo para el próximo compromiso de Liga, que es el próximo lunes, con el Granada, en el estadio de Riazor.

 

El atacante, durante uno de los ejercicios del entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo  | patricia g. fraga
El atacante, durante uno de los ejercicios del entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo | patricia g. fraga

Quique González, máximo goleador del Deportivo en este arranque de curso con dos dianas, dio ayer un paso adelante en su recuperación y apunta a estar a tiempo para el próximo compromiso de Liga, que es el próximo lunes, con el Granada, en el estadio de Riazor.
El delantero vallisoletano se ha perdido las dos últimas jornadas como consecuencia de una lesión muscular de grado dos en la cara externa del gemelo derecho, que sufrió durante el partido con el Tenerife y que le obligó a abandonar el terreno de juego a los 54 minutos del encuentro.
Precisamente, el artillero pucelano abrió el marcador en el estadio Heliodoro Rodríguez López al cuarto de hora, de penalti, en un encuentro que finalizó en empate (2-2).
Una semana antes, Quique González también vio portería y dio los tres puntos al conjunto coruñés en Extremadura con un tanto de auténtico ‘9’.
La lesión muscular cortó la racha de un jugador fundamental en el esquema de Natxo González (el vallisoletano ha sido titular en los tres encuentros que ha disputado). De hecho, es el único futbolista por el que el club ha pagado un traspaso este verano (1,7 millones de euros al Osasuna).
El punta castellano causó baja ante el Sporting de Gijón y el Alcorcón, sin embargo, todo apunta a que puede recuperarse a tiempo para entrar en la próxima convocatoria.
Después de ejercitarse al margen del grupo durante las dos últimas semanas, el atacante de 28 años ha entrado en el grupo de manera progresiva estos últimos días. El lunes realizó con sus compañeros los ejercicios de calentamiento; el martes ya tocó balón y efectuó disparos a portería, pese a trabajar con el readaptador físico; y ayer completó el entrenamiento con el resto de la plantilla.
Aunque el punta pucelano todavía no tiene el alta médica, el equipo descansa hoy y aún quedan las sesiones de mañana, el sábado y el domingo para que los doctores del club decidan si le ven en condiciones de disputar el partido con el Granada, aunque todo apunta a que sí. De hecho, el propio Natxo González aseguró, tras el partido con el Alcorcón, que “si todo va como va”, el delantero vallisoletano estará contra el conjunto andaluz.

Resto de lesionados
Los otros tres jugadores que arrastran problemas físicos aún deberán esperar para incorporarse a la dinámica de la plantilla.
Borja Valle continúa con tratamiento médico y de fisioterapia y ni siquiera salta al terreno de juego para ejercitarse con el readaptador físico. El delantero berciano se lesionó en el partido contra el Tenerife, en el que marcó un gol en el tiempo de descuento. El atacante sufrió una contusión en un pie y, aunque en un principio, el equipo médico del club pensaba que la lesión no pasaba de ahí, posteriormente los galenos detectaron que podría sufrir una pequeña fisura, motivo por el que su recuperación marcha con cautela.
Los otros lesionados son los laterales izquierdos Sebastián Dubarbier y Diego Caballo. El argentino sufrió una lesión de grado dos en un bíceps femoral el pasado miércoles, mientras que el salmantino padece una lesión de grado dos en el aductor medio de su muslo derecho. Ambos estarán cerca de un mes de baja. l

Comentarios