miércoles 11.12.2019

Quedada entre fractura

Cuatro miembros de la Federación de Peñas dimitieron este miércoles y hoy buena parte de la afición se concentra a las 20 horas en la Plaza de Pontevedra para protestar contra la situación
La hinchada está harta de las circunstancias, tanto institucionales como deportivas, y hoy se hará notar  | javier alborés
La hinchada está harta de las circunstancias, tanto institucionales como deportivas, y hoy se hará notar | javier alborés

Los Riazor Blues convocaron para esta tarde a las 20 horas una concentración en la Plaza de Pontevedra en señal de protesta por la deriva que ha tomado el Deportivo a nivel futbolístico y por la actual gestión tanto de la directiva como de Carmelo del Pozo.

A la misma han confirmado su asistencia a lo largo de toda la semana numerosas agrupaciones venidas de diferentes puntos de Galicia.

Una movilización que apoya la Federación de Peñas del Deportivo, que este miércoles vio como cuatro miembros de la misma presentaban su renuncia de los cargos que ostentaban: Iván Veceiro, vicepresidente; Ana Guerra, secretaria, Francisco Fraga, vicesecretario; y José Manuel García Roel, vocal. La falta de entendimiento entre integrantes de la federación, así como las discrepancias en algunas determinaciones acciones llevadas a cabo, motivan estas salidas, en un momento muy convulso a nivel social en el club.

El divorcio entre la grada y el equipo es notorio y palpable y el mejor termómetro es la baja afluencia de público al Abanca Riazor, que semana a semana ve como pierde espectadores.

Ante el Elche, último partido en el feudo coruñés, el club registró la peor entrada desde que facilita datos: 11.690 aficionados.

Silbidos y cánticos
A pesar de que durante todos los encuentros la hinchada no cesa de animar al equipo, la paciencia se acaba con el pitido final, tras el cual las iras se dirigen, además de hacia los jugadores, contra la directiva, encabezada por Paco Zas, y contra el director deportivo Carmelo del Pozo, al que culpan de la mala configuración de la plantilla, que entienden que está lastrando las opciones del equipo, y de la descapitalización de la misma, con salida de pesos pesados como Mosquera, o Expósito. Algunos jugadores como Bergantiños, Dani Giménez, Bóveda o Borja Valle dialogaron con los aficionados a la salida del partido ante el Elche, pero los ánimos se caldearon en Almendralejo.

Álex, uno de los capitanes salió a hablar con los seguidores desplazados, y también lo hizo Carmelo del Pozo, que fue el centro de los reproches de la hinchada, que llegó a pedirle que dimitiese.

Hacerse oír
Los Riazor Blues convocaron la movilización bajo el lema “Todos Fóra! Depor ou morte”. Además en Twitter indicaron que: “Vivimos polo Dépor, é unha paixón que non desaparece cando rematan os partidos. Toda a nosa vida, co branquiazul no corazón. No outro extremo, aqueles que queren acabar co noso club. Os culpables de que perigue a nosa existencia. Para eles non hai máis paciencia”.

Comentarios