domingo 20/9/20

Primer día con el grupo para Nacho González

El mediapunta uruguayo se ejercitó con sus compañeros, incluso antes de su anuncio oficial
El exjugador de
Plaza Colonia
disparó a puerta en
el entrenamiento
matinal de ayer |
fotos: patricia
g. fraga
El exjugador de Plaza Colonia disparó a puerta en el entrenamiento matinal de ayer | fotos: patricia g. fraga

El octavo refuerzo deportivista para la presente temporada, Nacho González, se ejercitó ayer por la mañana por primera vez con sus nuevos compañeros en la Ciudad Deportiva de Abegondo, en una exigente sesión en la que tuvo la oportunidad de conocer también las instalaciones de entrenamientos del club.

Juan Ignacio González, centrocampista ofensivo, dejó constancia del buen trato al balón que atesora, con algunos destellos de clase que brindó en el partidillo de acoplamiento final disputado en espacios reducidos —a medio campo—.

La adquisición del ‘charrúa’, de 26 años y procedente del Plaza Colonia, se ha comprometido dos cursos con la entidad de la Plaza de Pontevedra.

Su presencia proporcionará al equipo alternativas para una parcela ofensiva para la que todavía está previsto que lleguen más exponentes antes de que dé inicio la Liga en la categoría de bronce el próximo 18 de octubre.

Cinco ausentes

El cuerpo técnico de Fernando Vázquez no pudo disponer del concurso de cinco futbolistas pertenecientes a la primera plantilla.

A las consabidas ausencias de esta semana de Celso Borges —ultimando trámites burocráticos en Costa Rica— y Uche Agbo —negociando una nueva cesión con su club propietario, el Standard de Lieja belga— se le unieron los ‘tocados’ Vicente Gómez, Borja Galán y Lucho García, con leves molestias.

Después del pertinente calentamiento diseñado por los preparadores físicos del club, José Ángel Franganillo y Manuel Pombo, el plantel blanquiazul entró en contacto con el balón con varios rondos.

El míster blanquiazul también potenció los ejercicios de triangulaciones, centros y remates a gol, mientras que en los minutos finales el equipo optimizó su puesta a punto en espacios reducidos con un partidillo de acoplamiento que dio lugar a acciones espectaculares.

Tras hora y tres cuartos de actividad los jugadores se marcharon a los vestuarios.

Comentarios