miércoles 08.04.2020

Polémico gesto de Lucas

Aunque el delantero no ha explicado qué quería decir con su celebración en el gol del empate en Balaídos, parece que quiso recordarle al Celta los seis títulos del Depor por ninguno de los celestes

El delantero de Monelos dedica un gesto a la afición del Celta durante la celebración del 1-1  | alfaquí
El delantero de Monelos dedica un gesto a la afición del Celta durante la celebración del 1-1 | alfaquí

Después de escuchar a Balaídos mofarse de su mala temporada al grito, irónico, de ‘Lucas selección’, un cántico que también había escuchado en Riazor, Lucas Pérez cazó en el tiempo añadido del derbi gallego un balón en el área y con un zurdazo equilibró el partido, se dio una de las pocas alegrías del año y lo celebró con un gesto polémico.
Lucas no ha cumplido las expectativas en su regreso al Deportivo cedido por el Arsenal inglés, el club al que había sido traspasado por la entidad coruñesa por 20 millones de euros en 2016.
Desde su regreso a casa en las últimas horas del mercado de fichajes estival tras muchas semanas de batalla para volver a vestir la camiseta blanquiazul, el ‘7’, que tenía el dorsal reservado a pesar de que su fichaje tardó mucho en concretarse, se convirtió en el referente de la plantilla, motor de una temporada que iba a ser ilusionante y que fue decepcionante.
Lucas volvía para ganarse una plaza en la lista de Julen Lopetegui para el Mundial de Rusia y contribuir a que el Deportivo diera un salto de calidad, olvidara el sufrimiento de años anteriores y se situara en la zona media de la clasificación, más cerca de Europa que del descenso. Nada más lejos de la realidad.
El equipo perdió la categoría a tres jornadas para el final y Lucas apenas aportó ocho goles en Liga y uno en Copa del Rey, tres de ellos de penalti.
No ha sido el año del futbolista ni del Deportivo y, tras confirmarse el descenso ante el Barcelona (2-4), él y su equipo afrontaron un descafeinado derbi con el Celta en el que solo había en juego una mínima dosis de dignidad y orgullo.
El equipo coruñés escuchó los vaciles de la afición rival, el ‘a Segunda, oe’ y los irónicos ‘sí, se puede’, ‘Luisinho, Balón de Oro’ o ‘Lucas, selección’ en un derbi con poco fútbol que el Celta iba a ganar hasta que el ‘7’ recibió una dejada de Andone a los 91 minutos y batió a Sergio para salvar la honra.
Lucas corrió a celebrarlo al córner, estiró tres dedos de cada mano y juntó los pulgares y los índices para formar dos ceros mientras Luisinho mandaba callar a la grada llevándose el índice a los labios.
¿Qué quería decir Lucas? No se ha pronunciado todavía el delantero del Deportivo, pero parece evidente que el gesto solo tiene una interpretación: recordarle al celtismo la diferencia de títulos entre uno y otro equipo.
Porque el Deportivo, que ha estado seis años menos en Primera División y que en esta temporada ya no pero la que viene sí perderá su puesto en la clasificación histórica de LaLiga (undécimo) en beneficio del Celta (les separan ocho puntos y los blanquiazules jugarán en Segunda), puede presumir de tener seis títulos oficiales en España por ninguno de los celestes.