lunes 10/8/20

La permanencia, una cuestión más de corazón

Varios periodistas coruñeses especializados en el Deportivo y que lo cubren diariamente analizan para ‘dxt’ las claves de la situación del equipo, explican sus expectativas de cara a la próxima Junta de Accionistas y si creen que es posible eludir la pérdida de categoría, algo que auguran complicado
Los jugadores, cabizbajos a la conclusión del encuentro ante el Real Zaragoza | alborés
Los jugadores, cabizbajos a la conclusión del encuentro ante el Real Zaragoza | alborés

El Deportivo está sumido en una crisis futbolística, a la que hay que añadirle los problemas a nivel institucional, con el reciente anuncio de la renuncia del Consejo de Administración, que se hará efectiva el próximo 13 de enero en la Junta Extraordinaria, mismo carácter que la del próximo 17 de diciembre.

Con estos mimbres es complicado vislumbrar la luz al final del túnel y para arrojar algo sobre él una serie de periodistas coruñeses que cubren o han cubierto en el pasado la actualidad del club blanquiazul analizan para dxt la situación de la entidad, lo que esperan que ocurra en esa Junta y si creen que el Deportivo logrará eludir el descenso a Segunda B.

Desastre absoluto
Todos coinciden en reconocer que las circunstancias a nivel deportivo son actualmente muy complicadas para el equipo herculino. Todo pasa por ganar un partido y, si es posible, sumar los seis puntos que quedan en juego antes del parón navideño para acercarse a los puestos de salvación, actualmente a ocho puntos. 

En lo referente a la próxima Asamblea de Accionistas del martes 17 albergan dudas de lo que pueda ocurrir o si alguno de los futuribles que está sonando para la presidencia dará un paso al frente para postularse como sustituto de Paco Zas. El problema, para muchos de ellos, radica en que el ambiente está ahora muy enrarecido, hay menos unión que nunca y, para muchos de ellos, se está pensando más en intereses personales que en el propio bien del conjunto blanquiazul.

Al ser preguntados en si creen en que es posible evitar el descenso, matizan la diferencia entre deseo y cruda realidad. Lo ven todos muy complicado, cada vez más una quimera, pero no pueden evitar desear que se consiga, aunque hoy por hoy lo vean imposible. 

La permanencia, más que nunca, parece cuestión más de corazón que de cabeza.

Preguntas

1. ¿Cómo describirías la situación del equipo a nivel deportivo?

2. ¿Qué esperas de la próxima junta de accionistas del martes 17 de diciembre?

3. Actualmente a ocho puntos de la salvación y colista, ¿ves con opciones a los blanquiazules de conseguir la permanencia o es ya imposible salvarse?

 

Leticia G. Chas (Cope)

1. Es de extrema urgencia, inimaginable para todos en verano cuando se planificaba un poco lo que podía ser la temporada, un equipo con el sexto tope salarial de la categoría... Todos podíamos tener dudas del ascenso, pero no de la permanencia en la categoría de Plata. En este momento, en el que estamos muy cerca de llegar al ecuador de la competición el equipo, a ocho puntos de la salvación, y sin levantar cabeza, porque son 18 los partidos consecutivos sin ganar, es de máxima necesidad, no puede pasar ni un fin de semana más, sin sumar tres puntos.

2. Todavía faltan muchos días, creo que hay que esperar acontecimientos y ver qué candidaturas puede haber para afrontar este momento tan delicado del club y qué candidatos se presentan. En este momento todas las miradas están puestas en lo que pueda hacer Fernando Vidal, que fue el que obtuvo el mayor número de apoyos en las últimas elecciones, por detrás de Paco Zas. Si él da un paso al frente podría ser el candidato y veríamos lo que ocurre en esa Junta.

3. Está muy complicado que el Depor consiga salvar la categoría, no lo quiero dar por imposible, porque el fútbol siempre depara sorpresas y es algo en lo que todos los deportivistas queremos seguir creyendo, pero  los datos son pocos los equipos que a estas alturas del campeonato han conseguido recortar una distancia de ocho puntos. Además, de aquí en adelante tendría que ganar uno de cada dos encuentros.

Todos podíamos tener dudas del ascenso, pero no de la permanencia

Sara Gallego (Intereconomía)

1. A situación é complicada. O club está sen rumbo deportivo xa dende o inicio de tempada, gañamos un partido case de casualidade ante o Oviedo. O cambio de adestrador non nos trouxo nada mellor do que había. Luis César non só non mellorou, senón que empeorou os números de Anquela. A oito puntos da salvación, senón ganamos ningún dos partidos que nos quedan de aquí a final do ano 2019 e non sumamos polo menos tres puntos deses seis... Se comenzamos a segunda volta a 14 da salvación sería unha situación moi difícil.

2. Chegado este punto penso que a súa renuncia era das poucas opcións que lles quedaban, unha encrucixada da que non podían saír. Sorprendeume, pero non demasiado. Sobre alternativas ou relevos a este Consello de Administración só espero que quen saia saiba apaciguar e calmar o incendio no que está sumido o deportivismo, tanto deportiva como socialmente, que a cousa se tranquilice un pouco e que todos volvamos a unir forzas para sacar adiante a cuestión deportiva, que é a que manda. Se a pelotiña entrase e fósemos sextos ou quintos o Consello non tería renunciado nin estaríamos nunha situación tan complicada e tan difícil como na que estamos. Agora ben, se de aquí o 13 de xaneiro o Deportivo non gaña ningún dos partidos que ten por diante e a salvación queda a 18 ou así, prácticamente veña que veña a cousa estará máis que decidida.

3. Espero que se salve, pero a día de hoxe tal e como está a situación e coas sensacións que me transmite, non o aseguraría.

Mi cabeza se fía de momento de mi corazón y a estas alturas aún tengo fe

Susana Falcón (El Desmarque)

1. Me cuesta encontrar un adjetivo para definirla. Tras los empates frente al Alcorcón y el Lugo creí que por fin el Deportivo había encontrado un estilo pero se ha vuelto a perder frente al Zaragoza y veo a la mayor parte de los jugadores sin la capacidad necesaria para salir de ahí abajo. Tampoco Luis César me da confianza en el banquillo. Se necesitan cambios en la medida que el club pueda para intentar revertir esta tremenda crisis de resultados.

2. La verdad es que tengo muchas dudas sobre lo que pueda pasar. Creo que podría darse la situación de pedirse el cese del actual consejo que ya anunciado su dimisión. Aunque su abandono está previsto para la Junta Extraordinaria del mes de enero sería bueno que se pudiese adelantar todo lo posible legalmente porque el tiempo es oro para tomar decisiones deportivas. Aunque no el nombramiento del nuevo consejo, sí la petición de cese del actual.

3. Mi cabeza se fía de momento de mi corazón y a estas alturas aún tengo fe. Sé que tiene que darse un milagro pero diciembre es mi última esperanza. A veces los cambios de rumbo o de aires benefician aunque no se sepa muy bien por qué. No es normal estar tantos partidos sin ganar y por qué no se va a poder ganar varios seguidos. Si llega una bocanada de aire fresco y se sabe encontrar lo necesario en el mercado de invierno yo confío en la salvación. La segunda es muy larga y compleja y todavía hay tiempo de cambiar las dinámicas. Sufriremos pero lo celebraremos como un ascenso.

O Deportivo é un conxunto moi feble, sen fútbol, sen físico e sen carácter

Xosé Antón Fraga (Televisión de Galicia)

1. A situación actual do Deportivo é moi preocupante. Nefasta no plano deportivo, crise institucional e acentuada división social. Unha desfeita. A directiva do Deportivo atópase superada e desaparecida, adestrador sen solucións, o equipo atópase perdido... O panorama non pode ser máis desolador.

2. O ideal sería que aparecese unha candidatura de consenso que integrase as distintas sensibilidades pero, vistas as diferenzas existentes e mesmo as rivalidades persoais, non o vexo nada claro de cara a próxima Xunta de Accionistas do vindeiro día 17. A situación esixe altura de miras, pero o que predomina é o enfrontamento e o caneo en curto. Mentres haxa bandos irreconciliables a meter trancas nas rodas vai ser difícil avanzar.

3. Vexo a día de hoxe moi difícil a salvación do Deportivo e a permanencia en Segunda división. O equipo branquiazul está demostrando nesta campaña ser un conxunto moi feble, sen fútbol, nin físico, nin carácter. Incapaz de gobernar un partido ou impoñerse aos rivais. O Deportivo ten un elenco de xogadores que se atopa noi lonxe do nivel que se lles supón. Ademáis, non hai que esquecer que a perda de potencial respecto ao ano pasado no plantel foi enorme e as fichaxes, un auténtico fiasco.

Trala permanencia no 87-88 houbo unha especie de catarsis, non sempre é así

Moncho Viña (Periodista)

1. Pois e unha situación desesperada, límite. Non viviramos nunca algo así os que levamos moito tempo nesto, polo menos dende que o club é Sociedade Anónima, e estamos moi preocupados. Ademáis, tras a situación deportiva pode vir tamén un desastre na situación institucional. 

2. O que me gustaría é que non houbese conflicto na Asamblea, pero sei que o haberá e será un problema grave para a estabilidade. O que precisamos é calma, paciencia e sumar, iso sería o mellor, ter un intre de calma para poder reflexionar. A designación do actual presidente non foi a adecuada, nin no plano institucional, nin deportivamente axudou a sumar. Tiñamos que pararnos todos un pouco a reflexionar, tentando buscar solucións boas e pensando máis no clube que nas persoas.

3. Na 73-74 houbo un descenso a Terceira, haberá xente que o recorde,  para mín queda moi lonxe, pero na 87-88 salvouse o Depor co gol de Vicente e iso acabou en catarsis. Tocáramos fondo en todos os aspectos e serviu para ir hacia adiante, pero non sempre é así. Non hai que tocar fondo para conseguir cousas e teño medo de que non poidamos saír do fondo. Podo falar más de desexos que da realidade e os números non van por ese camiño. O desexo con todas as forzas do mundo, pero o desexo pode quedarse niso.

Comentarios