sábado 14.12.2019

Patricia Ramírez: "Pepe Mel es un líder maravilloso y es muy sencillo trabajar con él"

La psicóloga coincidió con el técnico del Depor en el Betis, y lo describe como un "apasionado del fútbol"

El preparador madrileño, en un entrenamiento (Redacción)
El preparador madrileño, en un entrenamiento (Redacción)

El aspecto mental es clave en los equipos de fútbol y de eso sabe mucho Pepe Mel, que trabajó codo con codo en su última etapa en el Betis con Patricia Ramírez Loeffler, psicóloga deportiva y divulgadora. La reputada profesional, que formó parte del staff del Mallorca de Gregorio Manzano, habla maravillas del técnico madrileño.

- Desde la llegada de Pepe Mel los futbolistas están encantados con él... 05 marzo 2017 Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
- Para mí Mel es un líder maravilloso. Una persona que te hace el trabajo fácil, un líder con el que es muy sencillo trabajar. Es una persona que da confianza y él, además, confía en la gente. Es un apasionado del fútbol, ama su trabajo y es un tío muy concienzudo y muy trabajador. Es muy responsable con lo suyo y lo contagia al grupo. Es una persona muy inteligente, muy formada y muy culta y eso al final se nota.

- ¿Cómo trabajáis en el Betis los partidos desde el punto de vista del aspecto psicológico?
- Nosotros escogíamos la variable psicológica que durante la semana yo iba a trabajar en el partido. En la concentración yo tenía unas charlas con los jugadores en las que trabajábamos la variable que habíamos escogido. Y esta se elegía con el cuerpo técnico en función del partido que había, del rival, del histórico con ese rival, de cómo estábamos jugando...

Es una persona responsable con lo suyo y lo contagia al grupo

- ¿Tenías apartes con los futbolistas?
- No, solo tenía charlas colectivas con el grupo.

- ¿Eran receptivos los jugadores a las mismas?
- Nunca tuve ningún problema, yo he hecho charlas siempre muy participativas y prácticas en las que trataba de enseñar la psicología a través del juego para que ellos pudiesen tomar partido y asimilar bien los conceptos y siempre me ha ido muy bien con ellos. Había feedback tanto en el Betis como en el Mallorca.

- ¿Se subestima la presencia del psicólogo deportivo? ¿Consideras que es una figura importante?
- El deporte es algo en lo que intervienen varias psicológicas entrenables igual que entrenas todo lo demás.

Cuando llega un nuevo míster se cambia la dinámica y todos están atentos

- ¿Qué aportó a nivel mental y a estas alturas de la temporada la irrupción, como en el caso del Depor, de un nuevo entrenador?
- Cuando llega un nuevo técnico cambia la dinámica. Viene con unas ideas nuevas y entonces también la gente se motiva de alguna manera con el nuevo discurso, con la nueva idea. La gente está más atenta. El que antes no era titular puede serlo y se esfuerza y trabaja de una forma distinta. Mudan las dinámicas.

- Da la sensación, por las declaraciones de los jugadores, que los ha sabido motivar más que a nivel futbolístico en el plano personal...
- No me extraña, porque es una persona que transmite mucha confianza. Y que hace ver a los jugadores que son buenos y que tienen capacidad.

En los equipos de la zona baja hay que reforzar las cosas que se hacen bien

- ¿Cómo se cuida la mentalidad de equipos que se encuentran en puestos bajos?
- En esos equipos en lo que hay que estar muy atentos es a las cosas que hacen bien, reforzarlas mucho. Al igual que estamos pendientes de los errores tenemos que estarlo de aquello que hacemos correctamente. Y a partir de ahí estar muy centrados en las fortalezas. Recordar las fortalezas individuales y las del equipo para que eso les de seguridad a los jugadores.

- No en todos los equipos hay psicólogo, ¿se le da suficiente importancia?
- El psicólogo de un club puede depender del mismo, si trabaja el deporte de formación, o del entrenador que llega, ya que el psicólogo del primer equipo suele ser una persona de confianza del preparador. El va con el cuerpo técnico, no es alguien que esté en el club. En la cantera se trabaja la educación en valores, el hecho de proteger al niño de los factores externos, educar a los padres, dar técnicas de liderazgo y comunicación a los entrenadores, trabajar para que se pueda evitar el fracaso escolar... Es una psicopedagogía deportiva y el psicólogo que trabaja con el equipo no se lo podemos pedir al propio club.

Él hace ver a los jugadores que son buenos y que tienen capacidad

- Con las imágenes aún recientes de las peleas de padres en un partido en Baleares, ¿se hace aún más necesaria una labor como la tuya?
- Claro, pero para eso están los psicólogos que trabajan en el deporte de formación. Yo suelo trabajar en el deporte de élite. Después, en las canteras tiene que haber un psicológo para que vaya a escuelas de padres a educar en valores, ya no a los niños o a los técnicos, sino a los propios padres. Para que estos progenitores sepan un poco cómo apoyar de forma incondicional sin que el niño se sienta ni censurado ni criticado ni presionado, porque es tremendo lo que está pasando actualmente.

Patricia Ramírez: "Pepe Mel es un líder maravilloso y es muy sencillo trabajar con él"