domingo 25/10/20

‘Operación blindaje’

Fernando Vázquez incide cada día en potenciar su entramado defensivo para recibir un número de goles muy inferior al del pasado curso, donde el Deportivo fue el cuadro más goleado de la Liga
10 septiembre 2020

Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
El míster blanquiazul da constantes instrucciones a sus futbolistas durante cada sesión de entrenamiento para corregir los posibles desajustes defensivos | rcd

El entrenador deportivista Fernando Vázquez se ha marcado como una de las grandes prioridades de la pretemporada acostumbrar a su equipo a recibir muy pocos goles.

Cualquier escuadra profesional cuya portería no se vea perforada tiene mucho terreno ganado y para ello el RC Deportivo debe desterrar cuanto antes su permeabilidad extrema del pasado curso.

No en vano, el conjunto coruñés fue el más batido de la pasada temporada, con un total de 60 tantos en contra sufridos en 42 encuentros, cifras que arrojan un promedio estremecedor de 1,42 goles por partido.

A lo largo del presente ‘stage’ preparatorio del que hoy se cumplirá el ecuador —cuatro semanas de trabajo y otras tantas para que dé inicio la Liga en Segunda B—, el míster blanquiazul está efectuando un gran hincapié en la corrección de errores defensivos.

Tanto en lances de estrategia, a balón parado, como en el juego fluido el máximo responsable técnico coruñés pretende que el Deportivo recupere la solidez perdida; es por ello que repite hasta la saciedad movimientos sincronizados en las basculaciones, defensas en inferioridad numérica o ayudas entre compañeros.

Sabedor de que los dos porteros nuevos (Carlos Abad y Lucho García) deberán adaptarse pronto a una defensa que también ha sufrido cambios con la llegada de fichajes como Borja Granero, Héctor Hernández o el canterano Juan Rodríguez, el técnico no cesa de ajustar las piezas de una zaga que debe ser prácticamente intocable en la categoría de bronce. Para ello explica una y otra vez a sus pupilos los secretos para no cometer errores.

Pendientes de Mujaid

A pesar de disponer de futbolistas consagrados como Bóveda, Salva Ruiz o Michele Somma, de sobrada experiencia en el fútbol profesional, la retaguardia herculina está muy atenta a un central de 20 años como Mujaid Sadick.

Y es que la progresión exhibida por el internacional en categorías inferiores riojano lo ha convertido en un pilar para el crecimiento futuro del club.

El Depor intenta convencerlo para que continúe en Segunda B para que ejerza de líder en la retaguardia, aunque el deseo de la directiva de Fernando Vidal, a mayores, es el de renovarle más temporadas y elevar su cláusula.

Muchos han sido los clubes que han preguntado por este central, que está llamado a marcar las diferencias en la escuadra herculina.

En el hipotético caso de no poder retenerlo, el RC Deportivo tiene la obligación de buscar un sustituto de garantías para la campaña 20-21.

Comentarios