Lunes 17.06.2019

Miguel Torres espera un “ambiente hostil” en Riazor

El zaguero admite que será complicado ganar en A Coruña

Miguel Torres  | efe
Miguel Torres | efe

El defensa Miguel Torres, que el pasado sábado reapareció en el Málaga tras algo más de uno año sin jugar debido a una sucesión de lesiones, afirmó ayer que está dispuesto a aportar en este tramo final de la campaña, en la que su equipo juega la promoción de ascenso a Primera mañana ante el Deportivo, un choque que vaticina difícil.

“La exigencia es máxima, un rival de primera entidad, histórico en Primera. De los últimos tres partidos, ganó dos. Los goles a favor y en contra son parecidos a nosotros, te habla de que es un equipo difícil de ganar y en su campo habrá un ambiente hostil. Lo más importante es la tendencia en la que estamos nosotros, hay una confianza muy buena, afrontamos esta serie de partidos en la mejor situación posible. Ojalá podamos tener el añadido de los lesionados. Con ganas de hacer un buen partido de ida y disfrutar la vuelta en casa porque cualquier rival siente a nuestra afición”, indicó el central, durante su comparecencia de prensa.

Silbado por la grada
El madrileño, que por razones extradeportivas tiene a un sector de la afición en su contra y que por ello fue silbado cuando saltó al campo en el partido ante el Elche, dijo ayer durante la rueda de prensa que asume su “responsabilidad” por esas protestas, pero que “cada vez que llueve el paraguas de Miguel Torres no puede acoger toda la lluvia”.

“A la afición no le puedo pedir nada, aunque a ningún jugador le gusta que le piten. Siempre me he sentido querido y me sigo sintiendo, y siempre he respetado a todas las aficiones”, señaló el defensa, quien destacó que está en el equipo que quiere “estar” y reconoció que es feliz “después de mucho tiempo esperando” para volver a jugar.

Campaña muy dura
Añadió que fue “un año muy duro a nivel profesional” pero que su comportamiento “siempre fue el mismo” cuando jugó más o menos porque siempre respetó a sus “compañeros y al club”, por lo que deseó que se pueda acabar la temporada “con un ascenso”.

“Aunque no pude participar, me he considerado importante porque ayudé a mis compañeros a que mejoren y me siento responsable de los logros del equipo. Ojalá podemos terminar con un ascenso, un objetivo prioritario desde el descenso y lo más importante es volver cuanto antes. Lo tenemos ahí y todos tenemos que poner de nuestra parte”, aclaró.

Momento emotivo
Miguel Torres manifestó que “estoy en el equipo que quiero estar”, indicó estar feliz por su actual situación personal y profesional y confesó que la piña del pasado sábado en torno a su persona fue “uno de los momentos más bonitos de mi carrera”.

Comentarios