martes 19.11.2019

El Mallorca se prepara para el Depor a puerta cerrada

El ariete Budimir, que jugó en Riazor en liga, es duda para el choque del jueves

Pese a la derrota ante el Albacete, el Mallorca se impuso en el global de la eliminatoria y accedió a la final de promoción de ascenso  | efe
Pese a la derrota ante el Albacete, el Mallorca se impuso en el global de la eliminatoria y accedió a la final de promoción de ascenso | efe

El Mallorca comenzó ayer la preparación para jugar la final por el ascenso a Primera frente al Deportivo de La Coruña a puerta cerrada en las instalaciones de Son Bibiloni.

El técnico del equipo bermellón, Vicente Moreno, no quiere dar ninguna pista a su colega del Depor, el mallorquín José Luis Martí, un entrenador muy vinculado a la entidad balear, en la que se formó como futbolista y en la que se retiró en 2015.

Enfermería
Uno de los objetivos de Moreno es recuperar al delantero centro Ante Budimir, que arrastra molestias que le han impedido jugar los dos partidos de la primera eliminatoria de la fase de promoción ante el Albacete.

La plantilla balear trabaja contrarreloj para llegar en la mejor forma posible a los 180 minutos que le separan del ansiado regreso a la máxima categoría del fútbol español.

En el estadio Son Moix los jugadores de Moreno contarán con el apoyo de unas gradas que registrarán la mejor entrada de la temporada, según las previsiones del club después de las largas colas formadas por los aficionados en el día de ayer delante de las taquillas. El Mallorca espera obtener un resultado en la ida del jueves en el estadio de Riazor que le permita afrontar con garantías la vuelta en Palma.

El último partido entre ambos fue precisamente en el feudo herculino. Un choque que los blanquiazules ganaron por la mínima, gracias al tanto de penalti, en el último minuto del tiempo añadido, de Carlos Fernández. 

Un resultado que alimentaba las opciones de los deportivistas de meterse en el playoff de ascenso, mientras que a la par atrasaba la confirmación de los bermellones en la promoción. El Deportivo ganaba después de más de cuatro meses sin hacerlo en Riazor. En la primera parte, los locales gozaban de más ocasiones, sobre todo a balón parado, mientras que al Mallorca le valían las tablas. Cambiaban las tornas en la segunda parte, con Budimir y Dani Rodríguez inquietando a los coruñeses, que en el último suspiro lograban los tres puntos.

Comentarios