sábado 04.07.2020
DESPEDIDA

Laure: "La afición es el motor y el corazón del Deportivo"

El jugador espera que esto sea un 'hasta luego' y no un 'adiós' definitivo

Laure durante la rueda de prensa de su despedida (Patricia G. Fraga)
Laure durante la rueda de prensa de su despedida (Patricia G. Fraga)

Una despedida de un capitán que lo ha dado todo por el conjunto blanquiazul. Tras 10 años se despide dejando las puertas siempre abiertas, "estoy muy agradecido al Deportivo en todo, me dio la oportunidad de confiar en mí y yo siempre voy a intentar estar aquí para ayudar".

"Mi idea es un hasta luego", dice. Laure, un jugador que lo ha dado todo sin pedir nada a cambio, que se ha ganado a la afición y que ha estado con el club hasta en sus momentos más bajos. 

En su despedida ha estado arropado por Mosquera, Arribas, Álex Bergantiños y Navarro. Además, también han estado Richard Barral y Dani Ramos en la sala de prensa. Nada más comenzar a hablar se ha roto, se ha emocionado y ha tenido que terminar la rueda de prensa, antes de tiempo, debido a la emoción. No ha sido al igual que Bergantiños, que no ha dejado de llorar durante todo el acto.

"Agradecer a todo el mundo el cariño, a mis compañeros, al club, joder, la verdad es que no eres consciente de todo hasta que llega este momento. Sólo decir que he querido defender en cada entrenamiento, en cada partido, esta camiseta".

Además, ha explicado un poco los motivos que le hacen separarse del club, esperando que solo se trate de una despedida momentánea y no de un adiós definitivo. "La intención es buscar la mejor situación para el club y para mí, creemos que es el momento de buscar esta situación, de desvincularnos, pero creo que es un hasta luego. El año pasado no jugué mucho, pero yo tengo ganas de jugar, tengo hambre de competir y aquí no puede ser", apunta.


FUTURO INMINENTE

Con respecto a su futuro, "voy al Alcorcón, que por circunstancias personales para mí es una salida muy buena. Además, el Alcorcón ha apostado muy fuerte por mí, ha confiado mucho en mí y estoy muy agradecido". Esto se debe a que su padre tuvo un accidente y "mi mejor opción era ir a Madrid, estar junto a mi familia, mi padre, mis hermanos".

Está muy ilusionado con el conjunto madrileño, pero al mismo tiempo piensa en los herculinos, en el nuevo proyecto deportivista. "Seguro que hacemos un equipo ilusionante y que consigamos esa unión que haga fuerte al Deportivo y que entre todos suframos un poco menos", dice. A lo que añade, "yo doy un paso al lado para que el club siga creciendo, con gente joven, gente de la casa y de fuera". 


LA AFICIÓN, EL MOTOR

Como buen capitán, no ha podido olvidar a su afición. A la que ha estado, al igual que él, en lo bueno y no tan bueno.

"La afición es el motor y el corazón de este Deportivo y tenemos que seguir alimentándolo y cuidándolo  para que siga habiendo ese deportivismo", dijo.