miércoles 17.07.2019

Krohn-Dehli y Edu Expósito, los únicos al margen

El equipo se entrenó en Abegondo

Entrenamiento en Abegondo / Mónica Arcay
Entrenamiento en Abegondo / Mónica Arcay

El RC Deportivo recibió ayer buenas noticias provenientes desde su enfermería después de la jornada de descanso concedida a la plantilla el pasado domingo.

En efecto, tan solo dos hombres se quedaron al margen debido a sus respectivas molestias: Krohn-Dehli y Edu Expósito.

El mediocentro internacional danés y el canterano catalán —que cumplirá su segundo duelo de sanción en Oviedo— se ejercitaron en solitario, bajo la supervisión de los recuperadores del club.

Expósito rebajó de manera voluntaria la carga de entrenamientos debido a que no podrá actuar debido al castigo que los comités le han impuesto por su tarjeta roja directa frente a la UD Las Palmas.

Otro futbolista clave en los esquemas de Natxo González que dosificó su actividad fue el central Pablo Marí, con unas molestias en los isquiotibiales de su pierna izquierda, pendiente de evolución en los próximos días pero que en principio podría participar el domingo en el Carlos Tartiere.

Precisamente el feudo ‘carbayón’ podría ser el escenario de la reaparición de Carlos Fernández, que ultima su puesta a punto —todavía sin el alta médica— para regresar tras la recaída de su lesión fibrilar.

Aunque todavía no dispone del alta médica competitiva, el atacante sevillano tiene ante sí una larga semana para obtener el permiso médico y las sensaciones son esperanzadoras.

Respecto al entrenamiento del pasado sábado, justo después del enfrentamiento ante el Almería, el Deportivo recuperó a hombres renqueantes como Pedro Mosquera, Fede Cartabia o Quique González. Esta terna se entrenó ayer con entera normalidad y también apunta al próximo duelo.

En una mañana de agradables condiciones meteorológicas en Abegondo, el ‘staff’ técnico combinó circuitos físicos con ejercicios de balón; todo ello en una sesión de aproximadamente 95 minutos, que finalizó con un partidillo a tres porterías.

 

Comentarios