jueves 28/1/21

Iago Iglesias: “Al Depor le cuesta muchísimo imponerse, es muy plano”

Iago Iglesias, exfutbolista del Deportivo y del Racing de Ferrol
Iago Iglesias jugó en el primer equipo del Deportivo entre 2005 y 2007 y anotó varios goles de bella factura, como uno ante el Nàstic de falta directa que están disponibles en el código QR de arriba  | aec
Iago Iglesias jugó en el primer equipo del Deportivo entre 2005 y 2007 y anotó varios goles de bella factura, como uno ante el Nàstic de falta directa que están disponibles en el código QR de arriba | aec

Riazor vibró con sus goles, especialmente con aquella falta directa que le coló al Nàstic de Tarragona en 2007. También en A Malata fueron testigos de su clase unos años después, en los estertores de su carrera. Después, ejerció de entrenador personal y se encargó de la preparación de jugadores como Pedro Mosquera o Filipe Luis. Hasta que hace un tiempo apostó por un giro radical y se convirtió en promotor de ventas de Hijos de Rivera. Primero en Ferrol y, desde hace unos meses, en A Coruña, su ciudad. Cambió de profesión, pero no le ha dado la espalda al fútbol. El domingo vivirá, como aficionado, un partido especial.

¿Cómo estás viendo al Deportivo en el inicio de la temporada?

Pues un poco enseñando los hándicap que tenía. La competición de Segunda te permite adaptarte más al juego, pero en Segunda B hay un cambio rol, el Deportivo no es un equipo más de la categoría, es el rival a batir por parte de todos, el llamado a ser campeón, a ascender, y no cabe otro objetivo. Eso pesa, es un proyecto relativamente nuevo, solo cabe ascenso y no es sencillo. Además, la competición también cambió, no hay margen de error. La parte positiva son los resultados, que hay margen de mejora en el juego y no tienes que remontar puntos, pero tiene que mirar sobre todo la parcela ofensiva. Le cuesta muchísimo imponerse y es muy plano.

Vamos, que le falta un Iago Iglesias en el césped.

Un Iago Iglesias no, pero echamos de menos ese jugador que marque diferencias. Creo que en un momento dado  los que hay pueden destaparse y mostrar otro nivel que creo que lo tienen. Todos los jugadores necesitan un contexto en el que sentirse cómodos y, luego, hay jugadas aisladas en que se puede hacer alguna cosa más y eso se les puede demandar a nivel individual. El Deportivo es plano, previsible y necesita alguien que rompa ese sistema predeterminado. De momento no lo hemos visto.

Podría ser Keko Gontán, pero con él no está llegando

Tampoco llega porque es lo que te digo, hay un margen que das tú y otro que necesitas al equipo. Son once jugadores, solo hay un balón y, cuando analizas el tiempo de un jugador con balón es ridículo a lo largo del partido. Estos jugadores necesitan asociarse, crear esas ventajas. Keko no tiene suficiente apoyos para subir un escaloncito más. Aunque es el que más está mostrando.

Se espera más de algunos, como Celso Borges.

Sin duda. Es lo que te digo, una parte se la podemos achacar al equipo por el tipo de juego, por que se está adaptando, hay una parte que corresponde a la exigencia de grupo y otra es individual. De jugadores como Borges o Beauvue espero mucho más, no solo por haber estado en otra categoría, que para mí es irrelevante, sino por lo que han mostrado en otras situaciones. En la categoría vemos jugadores buenísimos que no han subido de Segunda B porque no hay cabida para todos en Primera y Segunda.

¿Menospreciamos en exceso el nivel de la Segunda B?

Es una categoría desconocida para el aficionado porque se mueve entre la profesionalidad y el mundo amateur y al público tampoco le llama tanto. No es tan atractiva para por el estilo de juego también, pero a nivel de jugadores siempre tuvo y tendrá de calidad. En los años que jugué siempre hubo futbolistas con talento a los que no se le había dado confianza. Los propios equipos están muy trabajados, en algunos casos muy profesionalizados cuentan con todos los recursos y todos exponen unas ideas de juego eficientes para sacar resultados y estar tan competitivos.

El Depor es el gallito y los rivales le tienen respeto, pero pueden perdérselo. ¿Eso es bueno o malo?

Depende del Deportivo que le beneficie o perjudique. Nosotros hablamos desde fuera, pero dentro del vestuario es complicado. Eres el mejor y demostrar eso es difícil. No es solo que los rivales te falten al respeto o no cuenten contigo como contaban, sino que están motivados contra ti. Depende del Deportivo que ese respeto  vaya a más o a menos. Si te muestras vulnerable, con dudas, el respeto baja. Y al revés, si muestras un modelo muy fiable, con solvencia en el juego, los contrarios vienen con miedo. Creo que en el inicio le están teniendo mucho respeto, los equipos están más replegados, dan por bueno el empate, como si fuera una victoria. Incluso equipos con mimbres han tenido mucho respeto. Lo que venga depende del Depor.

El Racing es uno de esos equipos con mimbres. ¿Qué partido prevés?

Sabe Dios qué puede pasar. Es un derbi y es el tipo de partido que al Depor le viene mejor, un equipo que se cuenta que te va a hacer frente y con potencial, que es de tu liga. Entiendo que ese tipo de rivales le vienen bien. Creo que va a ser un partido muy táctico, parado, sin demasiada exposición, con dos entrenadores bastante tácticos que dan prioridad a no cometer errores, seguramente muy ajustado y el Depor tiene que exponer más.

¿Coincides en que el Depor está exponiendo poco?

Ofensivamente, sí. Es solvente a nivel ofensivo, se ve un trabajo suficiente para no encajar y no pasar apuros, pero a nivel ofensivo está muy lejos de su potencial.

Uno de los jugadores que pueden desequilibrar es Rolan. Sabiendo que su paso puede ser efímero, ¿le darías protagonismo mientras pudieras?

Carezco de información, como todos. El único que lo sabe es el cuerpo técnico. Hay muchas variantes que pueden afectar al grupo. Desde fuera es muy difícil juzgar y valorar. Un entrenador que lleva tanto tiempo en esto como Vázquez entiendo que lo que haga será lo mejor. No sabemos ni si tiene la motivación necesaria, cómo está o cómo puede repercutir en el equipo que juegue un futbolistas con esos condicionantes.

Como aficionado, ¿es un partido especial para ti?

Mucho. La verdad es que  no pensaba que se fueran a enfrentar un día en Liga. Jugué dos años allí, estuve otros dos trabajando en Ferrol, tengo amigos y lo considero mi segunda casa. El Deportivo es mi casa, mi ciudad, lo primero en el orden de prioridades. Como aficionado, es el partido más especial. Espero que la única vez que lo  viva y si no, que sea en Segunda o Primera. Para el deportivismo es para frotarse los ojos. Lo viviremos como un derbi. En Ferrol tenían muchas ganas de venir a Riazor en Liga.

Pero será sin público...

Es una pena porque por las dos partes es especial, sobre todo en Ferrol.

A ti que jugaste en Primera con el Dépor, ¿te cuesta aceptar la Segunda B?

Es muy complicado de asumir, pero es verdad que el Deportivo llevaba unos años a la deriva deportiva. Como institución, llevaba tiempo tambaleándose y, al final, pasó lo peor. Y ahora, después de frotarse los ojos, hay que ponerse manos a la obra y quizás construir mimbres nuevos. Creo que desde que fue el Superdepor no supo adaptarse, así que esto puede que sea un punto de inflexión y salir reforzados. Pero es muy duro ver al Deportivo en Segunda B.

Comentarios