sábado 28/11/20

Héctor Hernández, único jugador al margen del equipo

Salva Ruiz, que acabó con molestias el duelo del domingo, se ejercitó con el resto del grupo
Salva Ruiz, a la derecha, trabajó ayer con sus compañeros, tras terminar el duelo con molestias  | pedro puig
Salva Ruiz, a la derecha, trabajó ayer con sus compañeros, tras terminar el duelo con molestias | pedro puig

El Deportivo regresó a los entrenamientos, tras el día de descanso, de cara a preparar el choque de este domingo a las 17 horas en el Vero Boquete. Lo hizo con solo dos bajas: la de Héctor Hernández, por lesión, y la de Diego Rolan, que continúa en Uruguay arreglando su permiso de trabajo, un trámite que anteriormente tuvo que hacer Celso Borges.

Buenas noticias
Pudo trabajar sin contratiempos Salva Ruiz, que había finalizado el encuentro con molestias musculares, pero que ayer entrenó junto al resto del grupo con normalidad. En el caso de Héctor Hernández, éste trabajó en el gimnasio, al margen del plantel, debido a una pequeña lesión muscular. 

Plazos
Su recuperación va por buen camino, pero sin ser precipitada, al contar con Salva Ruiz para esa demarcación. Se espera que vaya sumando pasos en su proceso de recuperación y que la semana que viene, si todo discurre con normalidad, pueda ir incorporándose paulatinamente al trabajo junto a la plantilla del equipo deportivista.

También sigue mejorando su tono físico Rui Costa, convocado para el choque ante el Salamanca UDS, pero en el que no tuvo minutos. Tras solo tener protagonismo en el primer amistoso ante el Racing Villalbés, el ariete luso trabaja ahora para estar a disposición de Fernando Vázquez cuanto antes como una alternativa al ataque. En lo tocante al entrenamiento de ayer, este comenzó con un calentamiento con rondos al que le siguió un circuito de fuerza.

Diferentes estaciones con ejercicios de saltos, levantamiento de cargas, planchas y tareas de core, uso de fitball y resto de tareas habituales en este tipo de circuitos. A continuación, hubo un ejercicio de posesión.

En la última parte de la sesión, Vázquez dividió a su plantilla en dos grupos: una serie de carreras en el campo 2 para un grupo y fútbol reducido en el campo 3 para el otro. Un partido a tres cuartas partes del campo 3, ya todos juntos, puso el punto y final al entrenamiento en las instalaciones de Abegondo.

Comentarios