Lunes 15.10.2018

DEPOR | ACTUALIDAD

Hágase la luz en Riazor

Las obras del estadio del Abanca Riazor apuran los plazos para llegar a tiempo a la cuarta jornada, en la que el Deportivo debutará en su feudo ante el Sporting de Gijón el próximo 9 de septiembre, pero un contratiempo podría complicar la disputa

Aspecto del estadio de Riazor esta semana, al que le siguen colocando las nuevas cubiertas en las zona de Preferencia, en la avenida de La Habana  | pedro puig
Aspecto del estadio de Riazor esta semana, al que le siguen colocando las nuevas cubiertas en las zona de Preferencia, en la avenida de La Habana | pedro puig
Hágase la luz en Riazor

Las obras del estadio del Abanca Riazor apuran los plazos para llegar a tiempo a la cuarta jornada, en la que el Deportivo debutará en su feudo ante el Sporting de Gijón el próximo 9 de septiembre, pero un contratiempo podría complicar la disputa del encuentro.
Como ha podido saber este diario, operarios encargados de la instalación de la iluminación no pudieron acceder durante toda una semana al interior del estadio.
Un hándicap que hacía temer que no haya tiempo material para la instalación de los nuevos focos, una obra que asumirá de forma íntegra el Deportivo, una operación que rondará alrededor de los 1,6 millones de euros, sin embargo desde el club se transmite tranquilidad y se espera que la iluminación está lista para el choque ante los astures..
El pasado 16 de agosto se celebró la junta de gobierno local en la que se concedía la autorización al Deportivo para poner en marcha el proyecto de instalación de la iluminación.

Con condiciones
En el acuerdo que aprobó entonces el Gobierno local se especificaba que estas obras no podrían afectar a la colocación de las cubiertas, lugar en el que precisamente se instalarán los focos con los que se ilumine el campo herculino.
Precisamente esta semana se podía observar en las inmediaciones como los operarios colocaban las cubiertas de Preferencia, lo que explicaría que aún no se pudiera comenzar con la instalación de la iluminación, a falta de dos semanas para el duelo ante el cuadro rojiblanco. Estas actuaciones en el Abanca-Riazor son el resultado de un acuerdo rubricado en junio de 2017 entre el club coruñés y el Concello, por el cual el consistorio se comprometía a reformar las cubiertas del estadio, mientras que Deportivo tendría que acometer obras complementarias, entre las que figuraban las de la nueva iluminación.
El concejal de Culturas, Deporte e Coñecemento José Manuel Sande se ha mostrado siempre convencido de que el estadio estará listo para albergar el choque con el cuadro asturiano.
“As previsións son boas, de momento estase cumplindo satisfactoriamente o plan de traballo. Estamos moi satisfeitos, en coordinación coa empresa adxudicataria e co clube”, precisaba el pasado mes de julio el concejal.
Tino Fernández, no obstante, siempre ha sido mucho más escéptico con respecto a este tema. “Hay que ser realistas y no vamos a encontrar el estadio ‘full’ el día del Sporting, vamos a tener que mover a abonados nuestros y vamos a tener problemas para ofrecer entradas a los aficionados del Sporting”. Desde el club se transmite calma. l

Hágase la luz en Riazor
Comentarios