Domingo 24.06.2018

Gelines Romero: “El fútbol tiene que trabajar en plataformas para que se visualice a la mujer”

Coordina el Área Social del Deportivo y la Oficina de Atención al socio desde hace más de tres años

Romero trabaja en las oficinas del Abanca-Riazor  | patricia g. fraga
Romero trabaja en las oficinas del Abanca-Riazor | patricia g. fraga
Gelines Romero: “El fútbol tiene que trabajar en plataformas para que se visualice a la mujer”

El Deportivo siempre ha sido un club solidario, volcado con las causas sociales y que ha intentado devolver todo lo que la ciudad de A Coruña le ha dado. Antes puede que no se le pusiese nombre, pero a todo el mundo le suene ahora el término Responsabilidad Social Corporativa. Una palabra que conoce de primera mano Gelines Romero (A Coruña, 1980), directora del Área Social del Deportivo, que lleva más de tres años al frente de una sección importante del club y cuya labor muchas veces queda emsombrecida por el mal momento deportivo que vive la entidad herculina. 

¿Cómo fue tu llegada al Deportivo?
Hace tres años cuando empecé era un reto. Era un momento que todas alguna vez nos planteamos, el cambiar, después de muchos años de una experiencia en la que yo ya había tocado el tope a nivel laboral y necesitaba un nuevo reto. Soy una persona a la que siempre le gusta estar aprendiendo, quizá por eso mi currículum es muy multidisciplinar. Acababa de terminar la Cátedra de Innovación y Responsabilidad Social de Inditex, un referente en esa materia a nivel de España, y me llegó el reto de poder dirigir un área de las dimensiones que es el club y una institución que tiene una fuerza brutal y con una capacidad de influir en la sociedad e incluso más allá. Era la oportunidad de poder poner en marcha todo el aprendizaje que había tenido y todo el bagaje referente al mundo de la gestión, de la empresa, de los propios socios. 

Tu trabajo tiene una doble vertiente: social y de atención al socio del club...
Sí, el Área se divide en dos: la gestión de la Oficina de Atención al Deportivista, con un equipo humano formado por cinco personas, y por otra parte está todo lo referente a la Responsabilidad Social Corporativa, donde desarrollamos todas las acciones sociales de cara al tercer sector. Desde proyectos de cara a la infancia, pasando por cualquier tipo de actos solidarios o de promoción de lo que se refiere al desarrollo más social del club.

Llegas ya con Tino Fernández como presidente y ¿se parte de cero o ya había algún proyecto en marcha? 
En lo tocante a la Responsabilidad Social Corportativa se empieza desde cero. Era un concepto que no se trataba. Sí que se trabajaban donaciones, se colaboraba con entidades, por supuesto, porque el Deportivo 
siempre ha sido super generoso y siempre ha sido esa mi perspectiva como socia, pero no se trabajaba de una forma estratégica. La gestión de la Responsabilidad Social se ha demostrado que dá valor añadido y tiene un retorno para la propia entidad. Por ello se trabajó de una forma estratégica y se tuvo que hacer un plan desde cero, haciendo un análisis de materialidad, identificación de grupos de interés y todo lo que conlleva una política más de gestión de la Responsabilidad Social. En lo referente a la Oficina de Atención al Deportivista había las taquillas, pero no una oficina como tal donde se hiciese una gestión y un trato personalizado al socio, con una atención online, o la creación de una centralita. Se buscó que hubiese una atención más personalizada, por la propia evolución del fútbol. Antes esto no se llevaba, no es que no se hiciera, pero era de otra forma. Lo que pasa es que ahora el fútbol ha cambiado y el propio consumidor, en todos los aspectos de su vida, exige más y también lógicamente como socio. No es solo el ir cada quince días al fútbol, con nuestro abono tenemos más cosas y eso es lo que se trabajó. Antes ya existían las taquillas y hacían un trabajo extraordinario, es el mismo equipo humano el de antes que el de ahora, lo que pasa es que ahora es un servicio más personalizado.

Accedes a un puesto de mucha responsabilidad, a un área importante de un club de fútbol, un mundo todavía muy 
dominado por los hombres, ¿cómo es la acogida?
No encontré ninguna barrera, tanto por parte de las personas que ya estaban en el club como de las que se incorporaron después. Mi experiencia es muy positiva, me ayudaron desde el primer momento. Cuando viene alguien nuevo siempre hay un miedo de salir de tu zona de confort, pero creo que el trabajo se demuestra cada día. Trabajamos en equipo y lo hacemos a una. No me encontré ninguna barrera, mas bien lo contrario, facilidades. Me preocupo mucho por cómo se encuentra mi equipo y cómo está trabajando, es muy importante para mí que sean felices en el entorno en el que trabajan porque pienso que eso revierte positivamente en el socio y aficionado y los veo contentos con el grupo que hemos formado.

Aunque la experiencia en el Deportivo esté siendo positiva, ¿percibes que quedan pasos por dar para que se normalice más presencia de la mujer, en este caso en puestos de responsabilidad en el fútbol?
Queda muchísimo por hacer. El porcentaje de mujeres que trabajamos en el mundo del fútbol sigue siendo una minoría brutal en comparación con otros sectores porque el fútbol, mayoritariamente, ha sido de hombres. Todos los padres querían tener niños, o bien para llevarlos al fútbol o para que jugasen. Hay determinados sectores, como puede ser el tecnológico, pero el fútbol se lleva la palma, donde la mujer ha entrado más tarde. Seguimo teniendo un techo de cristal bastante gordo y lo percibes cuando vas a reuniones con otros clubes y ves que la representación de mujeres que hay en una sala está más por debajo de las encuestas que salen en relación a la posición de la mujer en los Consejos de Administración de las sociedades cotizadas. Seguimos siendo una minoría. Creo que es muy importante que se haga visibilidad. ¿Qué va a haber desigualdad? Esta está en todos los sectores y a veces lo percibes con pequeños gestos y los vivimos todas. Por eso creo que el fútbol tiene que trabajar mucho más y crear plataformas en las que se visualice a la mujer o incluso nos juntemos las mujeres que nos dedicamos a este sector.

Sí, porque no existe ningún organismo que os aglutine en España...
En España no, en Inglaterra sí, se llama Women in Football (Las mujeres en el fútbol), que es una plataforma que aglutina a las mujeres que trabajan en la industria. Sé que hacen jornadas, estudios, encuestas para visibilizar la situación de la mujer y ponen bolsa de empleo en clubes ingleses. Hay, no obstante, una apuesta por parte de LaLiga por el fútbol femenino que me parece muy acertada.

¿Puede hacer menos visible vuestra labor el hecho de que el Deportivo vaya mal en LaLiga?
Sí que pasa, es normal pero, aunque se gane, ocurre. Nosotros tenemos que hacer un ejercicio para que los grupos de interés vean lo que se está haciendo. Ves el impacto que se genera, aunque mucha gente puede que no sepa que el Depor está haciendo esto o lo otro, que tiene un equipo compitiendo en la Liga Genuine... El Deportivo Abanca es un claro ejemplo. Es un proyecto que surge por una demanda social y que a lo mejor no lo percibimos, pero el impacto que está generando a nivel cultural y de transformar mentalidades hacia la igualdad es brutal. l
 

Gelines Romero: “El fútbol tiene que trabajar en plataformas para que se visualice a la mujer”