domingo 19.01.2020

Fede Cartabia estuvo ayer al margen, pero hoy se probará con la plantilla

Tiene molestias en los aductores, pero espera estar listo para jugar

El argentino, durante el encuentro ante el Almería | javier alborés
El argentino, durante el encuentro ante el Almería | javier alborés

Fede Cartabia no quiere perderse la importante cita que tiene el Deportivo mañana ante el Rayo Majadahonda a las 16 horas en el Abanca Riazor y trabaja a contrarreloj para llegar a tiempo.

El argentino, que ayer se ejercitó al margen, realizó trabajo preventivo en el gimnasio de la Ciudad Deportiva de Abegondo y la idea es que hoy, en la sesión a puerta cerrada en Riazor, teste sus sensaciones en el último entrenamiento de la semana, incorporándose al trabajo con sus compañeros.

Con el alta médica
El futbolista aparece en el informe facilitado por el club a través de su página web con el alta médica. Éste fue evaluado tras resentirse de los aductores durante el entrenamiento del miércoles.

Había comenzado el inicio de la sesión con normalidad pero se tuvo que retirar al sentir las citadas molestias junto al doctor Carlos Lariño. Las alarmas saltaron ante un nuevo contratiempo muscular de un jugador que reconocía que estaba aprendiendo a regularse para evitar reincidir en lesiones pasadas y evitar futuras dolencias.

Problema recurrente
Por desgracia para el de Bombal, no es la primera vez esta temporada que su musculatura le da problemas.

Ya empezó la campaña sufriendo una lesión en la jornada inaugural, en el encuentro ante el Albacete (1-1). El futbolista sufrió un esguince del ligamento lateral externo de su tobillo izquierdo grado I-II.

La siguiente vez que tuvo que parar fue tras la jornada siete en el encuentro ante el Nàstic de Tarragona (3-1). Cartabia se tuvo que retirar en el minuto 65 del encuentro al sentir un pinchazo muscular.

Sus lágrimas al ser sustituido no auguraban nada bueno y los peores presagios se cumplieron al confirmarse una nueva dolencia: rotura muscular de grado II-III en el aductor medio del muslo derecho.

Tras ausentarse cinco jornadas, y haber sido suplente en los choques ante Oviedo (4-0) y Almería (1-1), volvía a lesionarse en el encuentro ante Osasuna.

De nuevo por la misma zona, el en el bíceps femoral del muslo derecho, aunque esta vez una lesión de grado I y que le tuvo dos jornadas parado. Tanto el cuerpo técnico como el propio Fede se han afanado desde hace semanas en cuidar la musculatura del futbolista, con trabajo específico y preventivo, y tratando de dosificarlo en el campo.

Trabajo preventivo
El propio Natxo González admitía en pasadas comparecencias que Cartabia estaba aprendiendo a regularse y a escuchar a su cuerpo, precisamente para evitar problemas musculares. Graduar esfuerzos y no correr ningún riesgo, las claves para cuidar a un jugador que el técnico vasco definía como “desordenado”, aunque en el buen sentido.

“Es un jugador distinto que estando bien obviamente te da muchas posibilidades. A ver si somos capaces de que pueda tener continuidad y que siga su progresión. Además, si conseguimos ordenarlo un poco, va a ser la leche, pero todos sabemos que es decisivo en los últimos metros”, reconocía el preparador.

Alternativas
La idea tanto del futbolista como del cuerpo técnico es que pueda estar listo para estar en la convocatoria ante el Rayo Majadahonda, pero eso dependerá de sus sensaciones en la sesión de esta mañana.

En el caso de que no supere el test, el Deportivo cuenta con alternativas en la posición de volante como Matías Nahuel o Borja Valle.

Más ‘coja’ se quedaría la posición de enganche, donde también puede desenvolverse Fede, como hizo en el Carlos Tartiere, entrando por Pedro Sánchez. Hoy será un día clave para Cartabia.

Comentarios