lunes 21/9/20

Un escándalo que no cesa

La Unión Federal del Cuerpo Nacional de la Policía solicitó que se depuren “responsabilidades” por la detención del capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, “una actuación policial sin precedentes”
Álex Bergantiños el día que salió del cuartel de la Policía Nacional en Lonzas para declarar  | aec
Álex Bergantiños el día que salió del cuartel de la Policía Nacional en Lonzas para declarar | aec

El sindicato UFP (Unión Federal de Policía) ha pedido eayer que se depuren “responsabilidades” por la detención del capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, una “actuación policial sin precedentes”, en la que se han utilizado “los escasos recursos” del cuerpo para “satisfacer el ego de un expolicía”, asegura. 

Así se ha pronunciado el secretario general de la UFP, Víctor Manuel Duque, en un escrito dirigido al director general de la Policía Nacional al que ha tenido acceso Efe, en el que también solicita que se abra “una investigación interna” sobre la actuación del excomisario de la Policía Florentino Villabona, actualmente trabajador de la Liga de Fútbol Profesional. 

Según la información que ha ido trascendiendo, recoge en el escrito, Villabona pudo haber interpuesto la denuncia contra el jugador, por lo que el sindicato ha solicitado que se investigue por “si hubiera utilizado a funcionarios policiales para su uso como integrante de una institución privada”. 

“Parece ser que en la denuncia interviene también otro expolicía, Iñaki Arbea, trabajador también de la Liga de Fútbol Profesional y número dos de Florentino Villabona”, ha apuntado el sindicato. 

Explicaciones públicas
Asimismo, Duque reclama “explicaciones públicas” sobre “por qué se ha actuado de esta manera arbitraria y se ha puesto en cuestión, por su trascendencia, el buen hacer de la Policía Nacional en un asunto sin ninguna repercusión policial ni penal”. 

Álex Bergantiños fue detenido por la Policía Nacional el 5 de agosto en A Coruña para declarar en el cuartel, después de sustraérsele el teléfono móvil, por un audio filtrado en el que, dirigiéndose a sus compañeros de vestuario, calificaba de “paripé” el partido contra el Fuenlabrada. 

Esa actuación ha sido “irregular”, indica la UFP, que ha citado al juzgado de A Coruña que emitió un auto en el que indicaba que “habría que tener más cuidado a la hora de utilizar los recursos públicos y no malgastarlos en asuntos sin relevancia como este”. 

Se da la circunstancia, sostiene la UFP, de que la denuncia se interpone el mismo día de su detención en la Comisaría General de Policía Judicial y ésta, dispone el traslado de dos funcionarios del CENPIDA (Centro Nacional de Policía de Integridad en el Deporte y Apuestas) quienes en un “tiempo récord” acuden a A Coruña y proceden a la detención del citado jugador. 

Por todo ello, el escándalo continúa y esta asociación policial quiere se aclare todos los extremos del caso.

Comentarios