viernes 25/9/20

Los dieciocho días de la vergüenza en LaLiga

Las idas y vueltas que se han producido desde el 20 de julio
Uno de los
aficionados del
Deportivo en la
concentración de
la semana pasada
| pedro puig
Uno de los aficionados del Deportivo en la concentración de la semana pasada | pedro puig

El Deportivo-Fuenlabrada, correspondiente a la última jornada de la fase regular de Segunda División tenía que haberse disputado el pasado 20 de julio, pero fue suspendido ese día por los contagios por COVID-19 en el conjunto madrileño y, tras varios intentos, se celebrará hoy. Así han sido los 18 días de la vergüenza, aunque incluso empezaron antes.

Y es que el sábado 18 se detectó el primer caso de coronavirus en la plantilla del equipo fuenlabreño, el domingo 19 otros tres miembros del club dieron positivo en los test PCR y el lunes 20, día del partido, el equipo viajó a A Coruña tras haberse hecho nuevas pruebas a primera hora de la mañana y sin conocer su resultado.

Según obra en la información que facilitó LaLiga para el expediente que abrió la propia asociación de clubes por ese encuentro, el laboratorio confirmó nuevos casos de coronavirus pasadas las 17 horas del día del partido, que iba a comenzar a las 21.00.

El acuerdo polémico

LaLiga, la Federación Española y el CSD acordaron esa tarde que se suspendiera esa cita entre el Deportivo y el Fuenlabrada, en la que el conjunto coruñés se jugaba la permanencia y el madrileño, el playoff de ascenso, y que se disputara el resto de la jornada, que tenía que haberse celebrado en horario unificado según una circular de la RFEF.

En sus primeras declaraciones, el presidente del Deportivo consideró que LaLiga había actuado correctamente, pero después matizó que en ese momento creía que la decisión que se había adoptado era la suspensión de toda la jornada y no solo del partido con el Fuenlabrada.

El equipo fuenlabreño permaneció confinado en el hotel de concentración en A Coruña, un céntrico alojamiento, el único de cinco estrellas de la ciudad herculina, y aumentaron los positivos.

Además, uno de los jugadores, Chico Flores, se sintió indispuesto y el viernes 24 de julio tuvo que ser trasladado a un hospital coruñés en el que quedó ingresado hasta el día 28. Paralelamente, se abrieron los procedimientos en la Laliga y la Federación Española para investigar lo sucedido, y el Ayuntamiento de A Coruña puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Asimismo, varios particulares presentaron denuncias en el juzgado de la ciudad gallega contra LaLiga, su presidente, Javier Tebas, y el Fuenlabrada por si hubiesen sido autores de un delito de desobediencia a la autoridad y otro contra la salud pública.

El domingo 26

Las resoluciones y los comunicados se sucedieron y el domingo 26 de julio LaLiga, tras un comunicado del Fuenlabrada, daba por hecho que el equipo fuenlabreño renunciaba al playoff y que el Elche lo disputaría, pero poco después el club precisó su postura y la patronal dio marcha atrás.

El Deportivo había pedido la repetición de la jornada al completo, al sentir vulnerados sus derechos por no haberse disputado en horario unificado, lo que, en la práctica, le había supuesto el descenso por los resultados del Lugo y el Albacete.

El Juez de Disciplina Social de LaLiga defendió la actuación del Fuenlabrada y criticó el ruido mediático que se había generado en A Coruña, tanto por parte del club como de las instituciones.

En la RFEF, sin embargo, el instructor propuso como medida cautelar darle por perdido el partido al Fuenlabrada y que el Deportivo sumara tres puntos que no le servían para salir de las posiciones que llevan a Segunda B pero sí para superar al Numancia y beneficiarse de un posible descenso administrativo de los madrileños para quedarse en Segunda División.

Un viernes de actividad

El Comité de Competición desestimó esa solicitud del instructor el pasado viernes, mismo día en el que también rechazó que el partido se disputara el domingo como pretendían el Fuenlabrada y LaLiga y en el que el grueso de la expedición del equipo madrileño recibió el alta epidemiológica y pudo salir del hotel para regresar a la capital.

Fue una jornada intensa, porque además el juzgado de instrucción número 6 de A Coruña comunicó que no veía indicios de delito, por el momento, por parte de Tebas, LaLiga y el Fuenlabrada contra la salud pública, aunque seguía investigando otros que se pudieran haber cometido.

Paralelamente, el secretario de la Federación Española de Fútbol envió una carta al presidente de LaLiga en la que le proponía una Liga de Segunda de 24 equipos solo en la temporada 2020-21 con el Deportivo y el Numancia entre ellos.

El lunes pasado, un nuevo giro en la reunión del Comité de Competición, que, con la abstención de su presidenta y los votos de los otros dos miembros, programó el partido para este miércoles. El Deportivo, que tenía a sus jugadores de descanso desde el 21 de julio, solicitó el aplazamiento y, según relató su presidente, desde LaLiga les criticaron con dureza por esa petición.

Sin embargo, el club logró que al día siguiente se reunieran en Abegondo más del mínimo de jugadores con ficha profesional que exige la normativa para disputar el partido y, según el relato del Deportivo, la “sorpresa” es que LaLiga y el Fuenlabrada pidieron aplazar entonces el partido.

Como el equipo coruñés había solicitado previamente que se disputara el viernes, llegó a un acuerdo con LaLiga y el Fuenlabrada para que se jugara ese día y el Comité de Competición accedió, poniendo el sábado a la misma hora como alternativa en el caso de que el partido no llegara a disputarse el día establecido.

Bergantiños

Mientras tanto, ha seguido la ‘guerra’ entre el Deportivo y LaLiga, también el expediente de Federación Española.

Incluso tuvo que declarar ante la Policía Nacional el capitán del equipo herculino, Álex Bergantiños, a raíz de una denuncia de integridad de LaLiga por un audio que compartió con sus compañeros, que fue filtrado y en el que les pedía que se presentaran en A Coruña para un partido al que llegó a catalogar de “paripé”.

Un encuentro que está previsto para hoy a las 20 horas y en el que desde el club coruñés y su Federación de Peñas se ha hecho un llamamiento a la calma de los aficionados para que no haya incidentes. l

Comentarios