martes 27/10/20

Los días de Egea en el Depor

El ahora entrenador del Salamanca, primer rival del conjunto coruñés en la temporada 2020-21, estuvo a prueba con la entidad blanquiazul como jugador, su primer destino en España
19 agosto 2019
Fútbol Segunda División

Temporada 2019-2020
Deportivo - Oviedo 3-2
técnico argentino, en su anterior visita a Riazor, en la primera jornada del campeonato, como ahora | quintana

El fútbol guarda anécdotas como la que protagoniza el entrenador del Salamanca, que se sentará por segunda vez en una primera jornada de Liga en el banquillo del estadio de Riazor, ese campo en el que, además, quiso ser futbolista local.

La historia del argentino Sergio Egea y el Deportivo se remonta a 1979, aunque ya hubo reencuentro hace unos meses, concretamente en el partido que abrió la temporada pasada en Segunda División, entonces con morbo porque se reencontraba con Juan Antonio Albacete Anquela, el técnico al que había dado el relevo en los últimos partidos del curso anterior en el Oviedo. No le fue bien ni a uno ni a otro. Egea fue despedido en la quinta jornada tras un empate y cuatro derrotas, una de ellas ante el Deportivo, que le superó en los minutos finales con aquel gol de Christian Santos. Anquela aguantó un poco más en el Deportivo, pero tampoco demasiado en esa temporada tan reciente y tan de infausto recuerdo.

Ahora, Egea, que tiene en su palmarés un ascenso de Segunda B a Segunda con el Oviedo en 2015, vuelve a Riazor con el Salamanca para estrenar la nueva temporada en la categoría de bronce.

Una vez estuvo cerca de ser deportivista, pero no como entrenador, sino como futbolista.

A finales de la década de los setenta eran muchos los jugadores de Sudamérica que cruzaban el charco para probar fortuna en España y A Coruña era una de sus habituales paradas. Tantos eran los que venían a intentar convencer al Deportivo que ni siquiera los que formaban parte de la plantilla blanquiazul les ponen cara. Pero los protagonistas de la historia no lo olvidan.

Y Egea es uno de ellos. Nacido hace 63 años en Necochea, una ciudad ubicada al sur de la Provincia de Buenos Aires, el ahora entrenador del Salamanca atravesó el Atlántico para aterrizar en A Coruña. Fue su primera parada. Probó con el Deportivo, pero, por lo que fuera, no se quedó en la plantilla.

Entonces, la entidad blanquizul, que empezó la temporada con García Verdugo como entrenador y tenía en la plantilla a jugadores como Piña, Traba, Richard, Buyo o José Luis Vara, acabó antepenúltimo y descendió a Segunda B, categoría que no volvería a pisar hasta este curso que empieza el domingo. Otra casualidad.

De aquel descenso de hace cuarenta años, Egea no fue testigo, o al menos, no directamente. Tras no llegar a un acuerdo para quedarse en el Deportivo siguió su peregrinar y acabó en el Elche, también en la categoría de plata del fútbol nacional, en la que llegó a jugar 18 partidos en el conjunto de la Comunidad Valenciana. También pasó por el Recreativo de Huelva y por el Orihuela. Después, se pasó a los banquillos y se sentó en los de Castilla, Hércules, Valladolid B, Oviedo y, ahora, el Salamanca, con el que vuelve a Riazor. l

Comentarios