jueves 09.07.2020

El Depor pone fin a una racha de siete partidos sin ganar

La victoria ante el Elche supone un soplo de aire para un equipo que no vencía desde el 9 de febrero
Celebración del gol frente al Elche | laliga
Celebración del gol frente al Elche | laliga

Los blanquiazules ‘queimaron o meigallo’ en San Juan un año después de quedarse a las puertas del ascenso a Primera División.
La noche más mágica del año sirvió para que los de Fernando Vázquez dijesen adiós a una racha de siete encuentros sin ganar. Una particular “maldición” que los herculinos consumieron en las brasas de San Juan.

Y es que había que irse hasta el pasado mes de febrero para poder festejar la última victoria herculina. Fue justamente el día 9, contra el Santo Domingo, y por la mínima, gracias a un tanto de Koné, tras asistencia de Keko Gontán.

Tramo irregular
Tras el revulsivo que supuso la llegada de Fernando Vázquez, los coruñeses atravesaron un bache.

La efervescencia que trajo el de Castrofeito, que hizo incluso soñar a algunos con un hipotético playoff, dio paso a un momento difícil, con dos empates, ante Girona (2-2), este último malgastando una renta de dos goles, y Lugo y sendas derrotas, ambas a domicilio: ante el Real Zaragoza (3-1) y Almería (4-0).

Justo el encuentro con los almerienses fue el último antes de que se declarase el estado de alarma, comenzase el confinamiento y se suspendiesen las competiciones deportivas, entre ellas el fútbol.

Invictos
Con el regreso de este y el objetivo los blanquiazules de sumar 15 puntos para alcanzar los ansiados 50 (las cuentas de Vázquez para la salvación) volvió el Deportivo a la competición, en la que se mantiene invicto, tras los primeros cuatro partidos disputados.

Los coruñeses iniciaron el “nuevo fútbol” con un empate ante el Real Sporting en Riazor (0-0) . En la segunda semana se sobrepusieron a un 2-0 en contra en el Carlos Tartiere para acabar rescatando un punto y se dejaron dos, tras levantar de nuevo el mismo resultado adverso, ante el Rayo Vallecano (3-3).

En esta tercera semana de competición liguera, todo un maraton de partidos en el que las alegrías y las penas duran poco porque la actualidad manda, los coruñeses lograron volver a sumar de tres.

La víctima de este “fin de meigallo” fue el Elche de Pacheta, que pelea por mantener su puesto en la promoción de ascenso a Primera. Los ilicitanos no lograron imponerse, pese a jugar una hora con uno más, y en una contra vieron como Vallejo aprovechaba los espacios para batir a Badia. Una victoria que a los blanquiazules les sirve para respirar, coger una pequeña distancia con la zona de descenso y echar nuevas cuentas.

Ahora mismo, con siete partidos por delante, el Deportivo necesita ganar tres para conseguir los ansiados 50 puntos y rubricar su continuidad en la categoría de Plata.

Comentarios