lunes 30/11/20

Compromiso con premio

Bóveda y Beauvue apostaron por quedarse en el Deportivo esta temporada en Segunda División B teniendo ofertas para salir del equipo y ya están recogiendo el fruto a esa fidelidad al blanquiazul
Beauvue y Bóveda celebran con sus compañeros la victoria ante el Salamanca en el estreno liguero  | quintana
Beauvue y Bóveda celebran con sus compañeros la victoria ante el Salamanca en el estreno liguero | quintana

Del Deportivo que descendió a Segunda División B la temporada pasada solo siete futbolistas se quedaron en la plantilla del curso actual y dos de ellos, Eneko Bóveda y Claudio Beauvue fueron los que le permitieron empezar el campeonato con una sufrida victoria ante el Salamanca, que cayó en el Estadio Abanca-Riazor a los 97 minutos.

El compromiso de Bóveda y Beauvue quedó fuera de toda duda en verano. Como el del resto de los que forman parte de la plantilla, ya sea los de la cantera o los que han aceptado reforzar al Deportivo a pesar de estar en la categoría de bronce. 

Los dos goleadores de la primera jornada contaban con ofertas de superior categoría y/o remuneración, pero optaron por quedarse para intentar devolverlo al fútbol profesional, en el que llevaba cuarenta años ininterrumpidos.

Beauvue, el jugador que había hecho 6.000 kilómetros en agosto, con el Deportivo ya descendido, para que el club tuviera los suficientes efectivos para afrontar el partido aplazado con el Fuenlabrada, en el que marcó sus dos primeros goles como blanquiazul, se quedó en el conjunto coruñés a pesar de que tenía propuestas suculentas de ligas menores como la chipriota. El delantero de Guadalupe, una isla en el Caribe, apostó más por lo deportivo que por lo económico y aceptó seguir en el equipo herculino, al que aportó el primer gol de la temporada con un remate de cabeza al inicio de la segunda mitad.

Como Beauvue, Bóveda, que llegó al Deportivo en el mercado invernal de la temporada 2017-18, con el equipo en peligro de descenso, y ha sido testigo directo de dos pérdidas de categoría en tres años. Ahora espera vivir la otra cara. Es uno de los capitanes de la plantilla tras haber renovado su compromiso pese a que tenía otras propuestas.

Bóveda subió con fe y a la desesperada al ataque en los últimos minutos, en los que actuó a banda cambiada, por la izquierda, se fue al área porque sabía que desde ese perfil pocos balones iba a colgar, y en ese rectángulo cazó el último balón, un centro de Yago Gandoy que cabeceó al fondo de la red para dar, en el 97, el triunfo al Deportivo.

Como Bóveda y Beauvue, continúan en el equipo Salva Ruiz, Uche Agbo, Álex Bergantiños, Keko Gontán y el canterano Mujaid Sadick.

Comentarios