Martes 11.12.2018

El club cree “satisfactoria” la venta de Sidnei al Betis

 

Después de que se tumbara el traspaso de Sidnei al Krasnodar por las exigencias que pusieron los agentes del jugador, el Deportivo aceptó la propuesta que le presentó el Betis para seguir en la Liga española a pesar de que entre la oferta de los rusos y de los sevillanos hay más de dos millones de euros de diferencia.

 

El director deportivo atendió a los medios de comunicación tras la presentación de Domingos Duarte  | quintana
El director deportivo atendió a los medios de comunicación tras la presentación de Domingos Duarte | quintana

Después de que se tumbara el traspaso de Sidnei al Krasnodar por las exigencias que pusieron los agentes del jugador, el Deportivo aceptó la propuesta que le presentó el Betis para seguir en la Liga española a pesar de que entre la oferta de los rusos y de los sevillanos hay más de dos millones de euros de diferencia.
El Betis, según apuntan desde Andalucía, ha cerrado la incorporación del defensa brasileño por 3,5 millones de euros a pagar, además, en dos plazos, uno ahora por dos millones y otro de 1,5 a la conclusión de la temporada.
En su día, el Deportivo tuvo que abonar al Benfica 6,5 millones de euros por Sidnei. Lo hizo en 2016 para evitar que se fuera al Valencia. El conjunto che había llegado a un acuerdo con el club luso para comprar al jugador por 10 millones y el Deportivo ejerció su derecho de tanteo para retenerlo. El club pasó a tener así el control sobre el jugador.
Ayer, en la presentación de Duarte, el director deportivo, Carmelo del Pozo, admitió que se ha producido una “pérdida de valor económico” respecto al traspaso que el Deportivo había cerrado en julio con el Krasnodar.
“El valor (de la venta al Betis) nos parece importante porque computamos el traspaso y lo que liberamos (sueldo) este año y el que viene, porque Sidnei era el único jugador que no bajaba el valor de Primera a Segunda División y en Segunda era una barbaridad”, aclaró el director deportivo.
Sidnei no tenía la opción de cesión gratuita a un equipo de Primera División y su sueldo tampoco variaba de Primera a Segunda, lo que implicaba un esfuerzo extra del Deportivo para poder mantenerle en la plantilla. Del Pozo afirmó que los “números” de esta operación con el Betis “son muy satisfactorios” teniendo en cuenta, además, “el recorrido que ha tenido” el jugador en el Deportivo en los últimos años.
El principal hándicap para el Dépor fue la demora en la concesión de la nacionalidad española. De haber tenido el pasaporte europeo, podría haber sacado mayor tajada. Ser extracomunitario frustró el acuerdo que Sidnei tenía con el Villarreal y amenazó también con echar por tierra el del Betis. Él quería quedarse en LaLiga para amarrar la nacionalidad española, que en ningún caso le iba a llegar antes de que se cerrara el mercado. l

Comentarios