sábado 04.07.2020

El club convocará la junta tan pronto sea posible

El estado de alarma condiciona la celebración, pero en la Plaza de Pontevedra tienen todo preparado para realizar la asamblea suspendida a mediados de marzo por la pandemia
El consejo blanquiazul volverá a repetir esta imagen dentro de unas semanas | aec
El consejo blanquiazul volverá a repetir esta imagen dentro de unas semanas | aec

El consejo de administración deportivista tiene previsto convocar la junta de accionistas suspendida en marzo por la entrada de la nación en el Estado de Alarma y lo hará justamente cuando el país salga del mismo.

Así las cosas, si el siete de junio finaliza esta situación de emergencia, el Deportivo podría hacer públicos sus anuncios de convocatoria, incluso antes si tiene la certeza de poder desarrollar la misma sin problemas.

En ella se aprobaría la ampliación de capital que garantizará el futuro económico de la entidad con el cambio de deudas por acciones que llevará a cabo Abanca. El banco capitalizará 35 millones de deuda y, en la práctica, pasará de ser de principal acreedor a máximo accionista del Deportivo.

Igual que en marzo

La Junta de Accionistas someterá a votación las tres ampliaciones. Dos serán para la capitalización de deuda (una de 5 millones de euros del crédito participativo para poder fichar en el mes de enero y otra de 30 que reducirá la deuda que había contraído Abanca.

A la par, se abrirá otra ampliación paralela por otros 35 millones de euros para los accionistas actuales en las dos primeras fases y para cualquier aficionado en la tercera.

Según los datos que presentó el consejo de administración, la deuda del Deportivo pasaría de 90 millones (más 14 de intereses) a 55 y evitaría pagar cerca de ocho millones de euros en intereses.

En los últimos días, empresarios coruñeses, algunos deportivistas y otros con acciones del club, han mostrado su interés en participar de la ampliación paralela abierta para los accionistas actuales y para los nuevos. No se ha hablado demasiado de cómo responderá el deportivismo a esa ampliación, pero se espera que se puedan suscribir bastantes títulos. Es evidente que el momento económico no es bueno, pero ir de la mano de un proyecto de este calibre podría despertar el interés de los aficionados con más recursos económicos. Así como a nuevos accionistas, y consta que los habrá.

Pero todo serán suposiciones hasta que dentro de unas semanas se celebre la asamblea, en la que el consejo también responderá a las dudas que se le planteen.

Comentarios