sábado 20.07.2019

Caminos entrecruzados

Al Deportivo lo entrena un balear, José Luis Martí, que se formó en el equipo bermellón y colgó las botas también en él; en el Mallorca, milita el atacante coruñés Dani Rodríguez 

Martí, en su etapa con el Mallorca | efe
Martí, en su etapa con el Mallorca | efe

José Luis Martí, un balear en el Deportivo, y Dani Rodríguez, un coruñés en el Mallorca, son dos de los nombres propios de la eliminatoria de promoción de ascenso de la que saldrá esta semana el equipo que acompañará a Osasuna y Granada en su camino a LaLiga Santander.

El preparador del Deportivo se enfrentará por segunda vez en menos de un mes al equipo de su ciudad, en el que colgó las botas en 2015.

Martí se formó en el club balear, con el que debutó en la Copa del Rey ante el Gandía en la temporada 1996-97 y, posteriormente, en Primera División en un partido frente al Alavés en la temporada 1999-2000.

Después pasó por el Tenerife, el Sevilla, la Real Sociedad y volvió a vestir la camiseta bermellona entre 2008 y 2015, año de su retirada con el equipo en Segunda División.

“Me debo al Deportivo y estoy encantado de estar aquí. Busco el máximo beneficio para mi equipo y lo que todos buscamos es el hecho de conseguir ese objetivo final”, señaló el estratega del Deportivo antes del partido que le enfrentó en mayo con el equipo de su tierra.

En el lado contrario está Dani Rodríguez, que nació en la localidad coruñesa de Betanzos y pasó por las categorías inferiores del Deportivo.

El atacante del Mallorca llegó a debutar con el primer equipo blanquiazul en la temporada 2009-10 en un partido de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, donde disputó 25 minutos a las órdenes de Miguel Ángel Lotina y los coruñeses se impusieron con un tanto de Rodolfo Bodipo que no fue suficiente para acceder a la semifinal.

Después de esa incursión en la primera plantilla deportivista, su carrera continuó una temporada más en el Fabril antes de pasar por el Conquense, el Racing de Ferrol y el Racing de Santander, estrenarse como profesional con el Albacete, al que ayudó a ascender a Segunda División y mantenerse la temporada pasada en la categoría de plata, y llegar al Mallorca.

La promoción de ascenso ha sido especial para él, primero por haberse enfrentado al equipo que le hizo profesional, el Albacete, al que ayudó a eliminar con un tanto en el partido de ida, y ahora, con el reencuentro con el Deportivo en la ronda definitiva.

Otros reencuentros
También se reencontrarán con el Mallorca el lateral del Deportivo Saúl García, que hace dos temporadas fue cedido al conjunto balear, con el que descendió a Segunda B, y el central Pablo Marí, aunque este está lesionado y, en principio, es complicado que pueda jugar,  al menos el encuentro del jueves.

El defensa valenciano pasó por las categorías inferiores del Mallorca, debutó con el primer equipo con 18 años en la máxima categoría en la temporada 2011-12 y a la conclusión de la campaña 2012-13 se desligó del conjunto mallorquín.

Comentarios