Miércoles 20.06.2018

Dos banquillos muy ‘calientes’, frente a frente

Cuestionados por sus métodos y discretos resultados, Clarence Seedorf y Paco Jémez se juegan su ser o no ser el próximo sábado

Seedorf y Jémez han dado síntomas de nerviosismo en sus respectivas comparecencias de prensa  | efe
Seedorf y Jémez han dado síntomas de nerviosismo en sus respectivas comparecencias de prensa | efe
Dos banquillos muy ‘calientes’, frente a frente

El encuentro del próximo sábado en Riazor entre Deportivo y Las Palmas, penúltimo y antepenúltimo clasificado en la Liga española, enfrentará a dos entrenadores en apuros, cuestionados por su incapacidad para reflotar a sus respectivas escuadras, Clarence Seedorf y Paco Jémez.
La inesperada victoria del Levante en el Coliseum Alfonso Pérez del pasado sábado no ha hecho sino incrementar el grado de nerviosismo de ambos; no en vano, la permanencia se encuentra a cinco puntos para los herculinos y a cuatro para los insulares.
Seedorf no ha sido capaz de mejorar los números de su predecesor en el cargo, Cristóbal Parralo ni del primer míster blanquiazul del presente curso, Pepe Mel.
Bajo la batuta del holandés el RC Deportivo ha ganado solo dos puntos de los 18 en litigio, un promedio que ha acabado de hundir a los coruñeses en la clasificación.
El técnico deportivista todavía no conoce la victoria a pesar de que sus seis rivales tampoco han sido de los catalogados “grandes”: Betis, Alavés, Espanyol, Getafe, Eibar y Girona.
Por su parte, Paco Jémez ha saldado sus once encuentros al frente de la UD Las Palmas con un balance de dos victorias, tres empates y seis derrotas.
Los ‘pío-pío’ han conseguido adueñarse de apenas 9 puntos de 33 posibles, una marca también insuficiente para asomarse a la zona de la salvación en Primera División.
Las últimas actuaciones de sus respectivos clubes han dejado mucho que desear; el Deportivo cuajó un partido pésimo en Girona (2-0), mientras que la UD se ‘suicidó’ ante el Villarreal (0-2) con un planteamiento muy osado.

Dos banquillos muy ‘calientes’, frente a frente