Domingo 26.05.2019

Balón parado y bajando el ritmo

Los futbolistas blanquiazules tuvieron ayer una sesión a menor intensidad, que comenzó con diferentes juegos, que hicieron disfrutar a la plantilla deportivista. Un buen ambiente dentro del vestuario que ha sido la tónica durante toda la temporada y fundamental en un momento tan importante de la campaña  | susana lópez
Los futbolistas blanquiazules tuvieron ayer una sesión a menor intensidad, que comenzó con diferentes juegos, que hicieron disfrutar a la plantilla deportivista. Un buen ambiente dentro del vestuario que ha sido la tónica durante toda la temporada y fundamental en un momento tan importante de la campaña | susana lópez

La plantilla del Deportivo se ejercitó ayer a puerta cerrada en el Abanca Riazor, en un entrenamiento en el que el cuerpo técnico, como suele ser habitual dos días antes del partido, rebajó la intensidad de la sesión. El trabajo comenzó con una serie de juegos que favorecieron el buen ambiente de trabajo. A continuación, hubo ensayo de táctica y jugadas de estrategia, a cargo de Alejandro Esteve. El entreno finalizó con rondos de pase.

Comentarios