sábado 14.12.2019

Una amenaza que ahora parece más real que nunca

Desde hace años, el informe del auditor de cuentas del club advierte de que el Deportivo está en causa de disolución y sostiene que su viabilidad pasa por seguir en una categoría profesional
El actual Consejo de Administración rendirá cuentas por primera vez  | efe
El actual Consejo de Administración rendirá cuentas por primera vez | efe

El Deportivo, que celebrará la Asamblea de Accionistas el próximo 17 de diciembre en segunda convocatoria (podría coincidir con Copa y celebrarse el 16 siempre que haya quórum), convive desde hace años con una amenaza que el auditor de sus cuentas le recuerda siempre en el informe que acompaña a las cifras. Esta temporada es más temible que nunca. Aunque el actual presidente, Paco Zas, declaró públicamente que el club sería viable aunque descendiera, según el auditor, salir del fútbol profesional (Segunda B no lo es), dejaría a la entidad con la soga al cuello ya que estar en Primera o Segunda es una de las condiciones que establece para sobrevivir a su complicada situación financiera.

Auren, que firma las cuentas del club, recuerda que el Deportivo presenta un déficit patrimonial de 72,68 millones de euros, algo mejor que el que tenía en 2018 (75,53 millones), y apunta una vez más que el equipo “sigue incurriendo en una de las causas de disolución que contempla el artículo 363 de la Ley de Sociedades de Capital”.

También expone que la actividad del club “está sujeta fundamentalmente a la permanencia del primer equipo en las categorías profesionales de la Liga, al cumplimiento de los pagos establecidos en el convenio aprobado en el concurso de acreedores y al cumplimiento de los acuerdos con Hacienda y bancos”. La primera condición se tambalea porque actualmente, el Deportivo es el colista de Segunda División. Urge lograr la permanencia, el mal menor a una temporada que se ha complicado sobremanera y que amenaza la supervivencia de la entidad.

El Deportivo cerró el ejercicio 2018-19 con un beneficio de más de tres millones de euros y un pasivo de 106 y ha estimado para la temporada actual unos ingresos de 31 millones de euros que, según sus cálculos, le permitirán obtener un beneficio de 1,7 millones después de impuestos.

La previsión
Según la documentación a la que tienen acceso los accionistas del club desde ayer, el Deportivo estima una cifra de negocio para la temporada 2019/20 de 18,78 millones de euros, con una caída del 8,99 por cien respecto a la anterior temporada debido a la bajada, principalmente, de los ingresos por televisión, que pasan de 10,31 millones a 8,39 (un 18,58% menos).

Sin embargo, la partida que más descenso sufre es la correspondiente a otros ingresos, que cae un 80,70 por cien ya que ha perdido la cantidad correspondiente al seguro de descenso, que la temporada pasada le aportó 13,5 millones de euros.

El Deportivo lo compensa  vendiendo y apretándose el cinturón. Por un lado, prevé 8,57 millones de ingresos por traspasos (vendió a Edu Expósito y Quique González al Eibar, que corresponden al ejercicio que está en marcha) y una reducción de las amortizaciones (de 6,02 a 4,43 millones); por el otro, gastando un 26 por cien menos en personal (paga 13,64 millones), un 32 %
menos en servicios externos o ahorrándose un 28 % en desplazamientos. 

Con esos cálculos, el club estima un beneficio después de impuestos de 1,7 millones de euros, un 21,32 por cien menos que en el ejercicio 2018-19, cerrado el pasado 30 de junio.

Las cuentas
La entidad blanquiazul presenta un pasivo de 106 millones de euros, con una deuda a largo plazo de 78,33 millones y de 10,53 a corto plazo (88,86 millones en total). A los bancos le debe casi 60 millones, prácticamente todo a Abanca. 

La cifra de negocio del ejercicio pasado, cerrado a 30 de junio de 2019, fue de 18,76 millones, de los que 10,3 procedieron de televisión, 2,8 de publicidad y 4,84 de abonados. La concesión del Estadio de  Riazor, que finaliza en 2025, supuso 4,36 millones de euros en las cuentas. En total, el Deportivo obtuvo un beneficio de 3,14 millones, por los 2,27 de un año antes, pese a que en el curso 2018-19 estuvo en Segunda División y en el 2017-18 lo hizo en la máxima categoría del fútbol nacional.

Comentarios