lunes 21/9/20

Acusan a Tebas de presionar a miembros de Competición

El presidente de LaLiga, que cuenta con gente cercana en el órgano disciplinario de la Federación, quiere que el Deportivo-Fuenlabrada acabe jugándose
Javier Tebas en un acto oficial de la Liga Nacional de Fútbol Profesional en la presentación oficial de la competición de la temporada que está llegando a su fin | efe / Ballesteros
Javier Tebas en un acto oficial de la Liga Nacional de Fútbol Profesional en la presentación oficial de la competición de la temporada que está llegando a su fin | efe / Ballesteros

La decisión del Comité de Competición ha dejado perplejos a propios y extraños. Los jueces han resuelto, aunque no de forma unánime, que el partido aplazado de la última jornada de Segunda División entre el Deportivo y el Fuenlabrada debe disputarse en menos de 48 horas, concretamente el 5 de agosto. Esta decisión ha enfadado y mucho al conjunto coruñés y al Elche y ha hecho sonreír tanto al Fuenlabrada… y a Javier Tebas. El presidente de la Liga ha jugado sus bazas dentro de un organismo con ‘agentes dobles’ para ganar esta partida, según publica “Ok Diario” en una información firmada por Francisco Rabadán.

Con la resolución del Comité, Javier Tebas se salió con la suya para salvar el campeonato de Segunda División, cuyo playoff estaba en el aire, y también al Fuenlabrada, equipo en el que su hijo es asesor jurídico y cuyas actuaciones tras los positivos en la plantilla fueron cuestionados. El presidente de la Liga, que ya ‘conocía’ la decisión cuando este lunes había citado a los jugadores del Deportivo para pasar los test de prevención contra el Covid-19.

El Comité de Competición ha tomado una decisión obviando la propuesta del juez instructor que quería dar por perdido al Fuenlabrada su partido pendiente en Riazor. El juez Ricardo Esteban Díaz Sánchez propuso «como mínimo» esta medida que llevaría al Elche a jugar los ‘play-off’ como sexto clasificado.

El instructor destacaba que la conducta del Fuenlabrada “produjo una grave alteración del buen orden deportivo, con afectación de la integridad y la igualdad de los participantes en la competición”.

Además señalaba “una manifiesta ocultación de la verdadera situación por parte de los responsables del club”, en un viaje a A Coruña que no debió hacerse cuando “ni siquiera los propios integrantes de la plantilla supieron de la existencia del brote” y que de permitirle jugar “contaría ahora con la ventaja de conocer los resultados obtenidos”, explica. l

Comentarios