miércoles 12/8/20

¿Te encanta el deporte? ¿Y qué te parece el aceite de oliva?

Este actúa contra los dolores y las inflamaciones que pueden tener lugar mientras se practica deporte

Aceite de oliva
Aceite de oliva

Uno de los alimentos estrella de la dieta mediterránea es el aceite de oliva. Sin duda alguna, una de las opciones más nutritivas y saludables dentro del amplio abanico gastronómico. De forma que este producto forma parte de la dieta habitual de gran cantidad de personas.

Además, el aceite de oliva da un sabor único y muy especial a las comidas, convirtiéndose en un complemento perfecto para muy diversas preparaciones. Pues bien, aunque son bastante conocidos los beneficios que representa el consumo de este alimento para la salud, no muchos saben que se trata de un complemento ideal para la práctica deportiva.

Tres elementos que explican por qué este alimento es perfecto para quienes entrenan

Existen tres elementos fundamentales que forman parte de la composición del aceite de oliva que guardan relación con los beneficios que supone el mismo. Por un lado está el ácido oleico, un tipo de grasa insaturada que reduce drásticamente los niveles de colesterol de la sangre, previniendo así esta enfermedad cardiovascular tan sumamente peligrosa y, por desgracia, tan presente en la sociedad actual.

Otro grupo de elementos fundamentales que se encuentran presentes en este alimento son unas sustancias químicas que se conocen como polifenoles. Estas poseen propiedades antioxidantes, y reducen además las posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares y distintos tipos de cáncer.

Finalmente está la vitamina E, otro elemento presente en el aceite de oliva que previene también el daño oxidativo y las enfermedades cardiovasculares. La vitamina E mejora el sistema circulatorio, la capacidad visual y de evitar enfermedades como el parkinson y los niveles altos de colesterol.

La oliva en España

¿Cuáles son los principales beneficios del aceite de oliva para los deportistas?

Es debido a la presencia de estos tres elementos que el aceite de oliva se puede convertir en un gran aliado para aquellos que practican deporte. Hay que tener presente que sus propiedades antioxidantes sirven para luchar contra el único aspecto negativo que puede presentar de por sí la práctica deportiva. Se trata del proceso oxidativo que se origina por consumir oxígeno y liberar radicales libres, y el cual puede dañar diferentes células del organismo.

No debe olvidarse tampoco que este estrés provocado por la oxidación puede generar enfermedades de tipo vascular y coronario, además de inflamación y arteriosclerosis. De manera que el aceite de oliva hace a las personas más resistentes a este proceso degenerativo, al hacer más resistentes a su vez las lipoproteínas del cuerpo, que son las encargadas de transportar las grasas por el organismo.

A lo anterior hay que añadir que cuando es un aceite de oliva virgen extra, este actúa contra los dolores y las inflamaciones que pueden tener lugar mientras se practica deporte. Representa además un complemento ideal para la dieta de cualquier persona que entrena, ya que ayuda a mantener el peso y previene la obesidad. Gracias a su fuerte sabor, permite emplear una cantidad de aceite menor en las comidas, algo fundamental para no aumentar de peso.

Productos derivados de las aceitunas y de las hojas del olivo, ¿son igual de saludables?

El principal producto que se extrae de las aceitunas es el aceite de oliva. No obstante, a lo largo de los últimos tiempos, se puede encontrar en las tiendas de nutrición, supermercados, farmacias y demás tipos de establecimientos, productos elaborados a partir de las aceitunas y de las hojas del olivo incluso. Por lo que cabe preguntarse si dichos productos son igual de beneficiosos que el aceite de oliva.

En primer lugar habría que tener en cuenta que el aceite de oliva es una fuente muy beneficiosa de grasas saludables. Utilizándolo de forma habitual en la alimentación, aporta ventajas muy importantes para quienes practican culturismo. Por otro lado, el proceso para obtener el aceite es distinto al proceso para conseguir este tipo de productos que se derivan bien de las aceitunas, bien del olivo.

En relación con los productos derivados de las aceitunas, cabe destacar que estos tienen unos niveles muy altos de polifenoles. Tal como se indicó antes, estos tienen un alto poder antioxidante, y además favorecen la salud del corazón. Y no solo eso, sino que benefician también el sistema inmunitario, entre otras ventajas. No obstante, estos productos no aportan los beneficios asociados a las grasas saludables que sí da el aceite de oliva.

¿Cómo se debe tomar el aceite de oliva?

Ciertas investigaciones hechas recientemente señalan hacia una nueva sustancia en el aceite de oliva. Esta es el oleocantal, el cual ofrece beneficios como antiinflamatorio no esteroideo. Se trata de una más de las razones por las que nadie debe prescindir del aceite de oliva en su dieta.

De manera que el aceite de oliva no solo debe utilizarse en las ensaladas, sino siempre que se pueda. Son muchos los beneficios que aporta a los deportistas o culturistas. En todo caso, conviene recordar que siempre que sea posible, se debe tomar crudo, sin cocinar y menos aún freírlo.

 

 

Comentarios