Viernes 22.06.2018
DEPOR

SUFRIDA AFICIÓN BLANQUIAZUL

Los más de 17.000 fieles que se dieron cita en el Abanca Riazor volvieron a irse de vacío en un mal partido de los deportivistas, que acabaron cansando a la grada. Se escucharon silbidos al finalizar del encuentro y arengas contra futbolistas y directiva, a pesar del alto volumen de la música. Los seguidores coruñeses mostraban así su hartazgo ante un Deportivo que sigue sin convencer y que continúa a la deriva.

SUFRIDA AFICIÓN BLANQUIAZUL