Domingo 23.07.2017
Ricardo Docobo
18:25
19/04/17

DEPREDADOR FEDERATIVO

DEPREDADOR FEDERATIVO

Con el paso del tiempo uno ya está curado de las grandes sorpresas que suele dar la vida. Y más si están relacionadas con el mundo del fútbol. Pero hay cosas que claman al cielo y no tienen el cauce adecuado para solucionarlas.

En próximas fechas, se afrontará la decisiva batalla por la presidencia de la Federación Española de Fútbol. De nuevo, Ángel María Villar opta a la reelección. Uno se pierde en la repetición de la jugada. Como gran 'depredador' de la gestión federativa y sin ningún tipo de rubor democrático, se ha ido rodeando de una importante 'guardia pretoriana', por lo que el asalto al castillo se presupone altamente inaccesible.

No es la primera vez que me hago eco de la falta de transparencia en el referido ente. Desde fuera, como será desde dentro, la imagen no es la más edificante para un país calificado de 'moderno'. Las dudas son constantes en torno a la gestión del ex jugador vasco, pero no pueden con él.

La otra orilla futbolística, la que representa el ínclito Tebas, hace tiempo le declaró la guerra abierta. Sin miramientos. El menosprecio es el signo del día a día. Todos, o casi todos, contra Villar.

Su victoria sería perniciosa para la estructura, pero intuyo que volverá a ganar. Lo contrario, propiciaría una gran sorpresa. Algo estaría cambiando. Pero este tipo de guerras no se deciden en los medios de comunicación, que también. La clave está en sumar votos, aunque suene a perogrullo. Mientras no se de transparencia a este tipo de elecciones, la victoria se producirá en las 'trincheras', en la conquista de cada votante.

Su rival para esta elección, un antiguo alto cargo de la Federación dilapidado por sus contactos con el 'enemigo', Jorge Pérez, se presenta con el aval de la patronal del fútbol profesional e indirectamente del propio poder político.

Balas de salva... Las territoriales serán, una vez más, decisivas y estas están dominadas, en su mayoría, por el equipo de Villar.

Lo que sí me 'confunde' altamente es el posicionamiento de la Asociación de futbolistas, la AFE. Descaradamente, sin ningún tipo de rubor, se decantaron por el actual poder. La pregunta sería...: '¿Cuáles son las contrapartidas ofrecidas?'. Es triste ver este paso dado, llevan años reclamando aperturismo, medidas que limpien el entramado montado y los intereses ocultos. Se quedan en la cloaca. La verdad es que huele muy mal. Algún organismo competente debería profundizar en el tema, no vaya a ser, como sucedió con las subvenciones que se dieron para apoyar el fútbol en Haití, que se queden en otra casa. No digo que el Sr. Pérez sea la panacea, ni mucho menos. Pero si consiguiera ganar, a parte de un exitazo, aportaría grandes dosis de aire puro a un deporte, que en este aspecto, deja bastante que desear.

Permítanme un último apunte para casa Depor. Pepe Mel dice que no le gusta cómo juega el Depor, que para ver otra cosa hay que esperar a la próxima temporada. Pues nada... Lo dejamos para entonces. Tino que nos devuelva la parte proporcional del carnet.

Como siempre un placer.