Domingo 25.02.2018
José Luis Lemos
09:58
07/02/18

Pase a la red (4)

DE ENTRENADORES Y CABALGATAS


Se abren las puertas automáticas en el aeropuerto y aparece un hombre de tez negra, elegantemente vestido, empujando el carrito de las maletas y con una amplia sonrisa dibujada en su rostro, como si estuviese en la carroza navideña suplantando al rey Baltasar. No es él, es el rey ‘puesto’.

Pase a la red (4)

Unas horas más tarde, a pocos kilómetros de allí, un hombre con gesto serio y barbilla apuntando al cielo, arrastra las maletas imaginarias que nunca quiso hacer y que llevaban unas cuantas semanas preparadas en casa. Es el rey ‘muerto’.


Desde la distancia, los aficionados, que con poco se entusiasman, recuerdan al rey ‘puesto’ como un excelente futbolista -una debilidad personal para quien escribe-, olvidando que no siempre todos los grandes camareros terminan por ser jefes de sala. Todos recuerdan su CV y a los entrenadores que tanto le enseñaron. Maneja la escena y habla de patata caliente sin cerrar su sonrisa, como cuando Arguiñano corta una zanahoria y cuenta un chiste mirando a cámara.


Desde una distancia diferente, el rey ‘muerto’ se muerde la lengua y guarda lo que algunos llaman ‘ventilador’, ganándose así el título de caballero que, para el que escribe, se lo tenía ganado mucho antes. Ese analogismo de silencio y caballerosidad es algo perverso en el mundo del fútbol.


El ‘jefe’ habla con sinceridad y se percibe “tienes las puertas abiertas”. Es una decisión dolorosa y él, mirando una vez más de frente dice: “yo no he bajado los brazos”. Ya nadie quiere recordar ahora que también fue futbolista de élite y que le dirigieron grandes entrenadores porque ese es solo un argumento válido para el viaje de ida, nunca para el de vuelta.


Y otra vez a empezar. Nuevas ilusiones, nuevos hábitos y diferente metodología, eso sí, aplicada siempre sobre los mismos elementos y esperando diferentes resultados. La rueda sigue girando y el próximo lunes la pelota empezará a dictar una nueva sentencia que esperemos, por el bien de la nave, sea plenamente satisfactoria. Mientras ese momento llega, les resumo mis conclusiones:

  • ¿Falta un líder o se fue de ‘paseo’?
  • Aspas es un futbolista descomunal, que juega y corre como en el patio del colegio esperando que, cuando acabe su recreo, empiece su Mundial.
  • El domingo se hablaba en Abegondo de Lasarte, Diego Alonso y Seedorf. A mí los que me gustaron fueron One, Caballo y, sobre todo, Expósito.
  • Jémez y su ruleta rusa suman ya seis puntos.
  • No conozco a Cristóbal, solo un par de saludos y un apretón de manos. Me quedo con su imagen de honradez, seriedad y trabajo. Palabras mayores en el circo del fútbol.
  • Las trayectorias son algo mucho más serio que llegar con las bombas de humo.
  • Íñigo Martínez es un profesional del fútbol, con todo lo que esa palabra implica.
  • Si a mí me enseñase a conducir Fernando Alonso, ¿podría competir en Fórmula 1?
  • El día 12 será la primera vez que quiera que Setién pierda. Espero que el Betis juegue muy bien porque esas dos cuestiones no son incompatibles.
  • Piqué, incluso cuando tiene razón, es prisionero de su personaje. Me recuerda a Gaspart, y no, esta vez no hablo del rey mago.

Pase a la red (4)
Comentarios