Viernes 19.01.2018
Antonio Llamas
18:47
29/12/17

LISTA NAVIDEÑA

Hay descanso futbolístico en Europa –salvo en Inglaterra, donde la actividad crece estos días, e Italia, en menor medida-  y parece que la intensidad deportiva baja también, producto del fuerte impacto que el balompié tiene entre los aficionados y los medios de comunicación. Por eso vamos a permitirnos, en esta última columna del año, volar con la imaginación hacia las nubes, donde algunos personajes de nuestro fútbol parece que están situados, dado su endiosamiento.

La revista mensual inglesa ‘FourFourTwo’ ( o  sea, 4-4-2) ha publicado estos días una curiosa lista de los cincuenta personajes más antipáticos del fútbol. No es que la relación esté muy trabajada, porque casi exclusivamente habla del presente y sus argumentos no son de mucho peso, pero nos hizo gracia su lectura porque algunos de los personajes que salen en ella son bien significativos de lo que piensan de ellos los aficionados de distintos lugares del planeta.

Sorprende en el listado la presencia de algunos como el jugador barcelonista Busquets, que no queda justificada en el texto que le acompaña. También nos sorprendió la presencia de Sergio Ramos, en quien se ceba el redactor encargado, pues lo tacha de “desvergonzado supervillano”, “hombre imposible de tomar en serio” o que “acumula trofeos en nombre de un monstruo súper-rico”, argumentos realmente de poca consistencia.

Gente como Pepe (“maestro de las artes oscuras, sucio y vil”), Diego Costa, Luis Suárez, Maradona o Terry se llevan también lo suyo. Es cruel con el exfutbolista Goicoechea, de quien recuerda las lesiones que produjo a Schuster y Maradona. De esta última dice la revista –y ahí se pasaron bastante- que el jugador vasco guarda la bota que deshizo el tobillo del argentino en una vitrina en el salón de su casa.  Pero nos hemos fijado especialmente en el portugués Cristiano Ronaldo, de quien cita dos detalles: “Lucha contra Messi y contra la percepción que tiene el público de él”. Y, por eso, alude a las declaraciones de hace días en las que el futbolista se nombró a sí mismo el mejor jugador de la historia del fútbol. La citada revista lo toma a chirigota y lo tacha de “ridículo narcisista” y dice que “está obsesionado consigo mismo”, por no decir aquello demoledor de que “a pocos ilusiona con su grandeza”.

Ya hace días, las declaraciones de Cristiano habían provocado la burla de Maradona y el acuerdo de la mayoría del mundo del fútbol acerca de una hipotética clasificación del portugués entre los mejores de la historia. En esta columna hemos dicho –y nos reiteramos en ello- que probablemente no entraría entre los diez mejores, en una rigurosa lista. Incluso no sería el mejor jugador portugués de todos los tiempos, por muchos “balones de oro” que obtenga. Aunque para gustos…

Y hablando de Portugal sale a la luz también José Mourinho, que figura en segundo lugar de la lista y de quien se dice que “no se le concibe sin conflictos, que él suele provocar” y que como mejor se mueve es “cuanto más revueltas estén las aguas”. Otros entrenadores que salen malparados son los ingleses Alan Pardew o Tony Pulis, amén del sempiterno técnico del Manchester United, Alex Ferguson, ya retirado, al que también se le dedican algunas perlas. Ninguno de ellos es un dechado de simpatía.  Lidera esta clasificación el expresidente de la FIFA Joseph Blatter, quien figura en ella esencialmente por todos los asuntos de corrupción que han salido a la luz pública, lo mismo que  su colega Platini, que también aparece en los primeros lugares.

En resumen, una lista que no tiene mayor consistencia ni trascendencia pero que nos ha gustado traerla hoy a este foco de la actualidad que pretendemos que sea esta columna, desde la cual deseamos a todos nuestros lectores ¡Feliz Año Nuevo!