Sábado 25.11.2017
Andrés Ríos
17:56
14/11/17

LO ÚNICO POSITIVO

LO ÚNICO POSITIVO

El parón liguero da para mucho. Hasta hay entrenadores que se pillan verdaderos cabreos porque consideran que les corta el ritmo de juego y de puesta a punto a sus futbolistas. Son los que más. Otros, sin embargo, lo ven como una bendición caída del cielo, ya que apenas acaban de aterrizar en el banquillo y le sacan partido. Es el caso del técnico del Deportivo, que está trabajando a destajo para conseguir ‘armar’ un equipo basado en sus conceptos de juego.

Parralo, con la inestimable ayuda de Manjarín, aprovechó el parón liguero para seguir corrigiendo cositas en un equipo que viene años dando tumbos y ‘devorando’ entrenadores. Sería injusto señalar solo a los responsables del banquillo o a los propios peloteros. No es verdad.

Los parones ligueros son buenos para los equipos que todavía necesitan tiempo para 'construírse' como el Depor

Mucha culpa de la inestabilidad de la plantilla se debe a que, por razones económicas, se ficharon futbolistas de poca monta o entrenadores de perfil bajo, incapaces de confeccionar un bloque. Claro que la reiteración en el poco acierto apunta a los responsables de las contrataciones del propio club y también al consejo, que no acaba de atajar un problema que le está costando muchos cientos de euros. Sin embargo, a pesar de todo este despropósito, el Depor mantiene la categoría. Lo único positivo.

LO ÚNICO POSITIVO