Viernes 24.11.2017
Andrés Ríos
14:40
09/11/17

CASO ABIERTO

Pues el Fabril ya tiene entrenador oficial, Gustavo Munúa. Ya lo había anunciado el pasado domingo la directiva a bombo y platillo en su habitual plataforma, pero ayer se presentó en sociedad. Así que el uruguayo tratará de seguir la buena senda mantenida por Parralo en el filial blanquiazul.

Sin duda alguna, como siempre, habrá que desear todos los éxitos del mundo mundial al exdeportivista al frente del equipo ‘vivero’ de la entidad herculina, pero es lógico que más de uno se echase las manos a la cabeza cuando el lunes desayunaba con la noticia de Munúa como entrenador. Está claro que Tino Fernández ya se lió la manta a la cabeza (que sea lo que dios quiera) para aceptar semejante propuesta de no-sé-quién... 

La designación de Munúa para dirigir al filial pone de relieve el grado de improvisación con el que trabaja la parcela técnica

Hay que reconocer que el Depor como club profesional ha crecido en muchas parcelas, pero en la deportiva ha sido un despropósito desde el inicio con la enorme fortuna de que el primer equipo acabó salvándose en las últimas jornadas por los pelos y gracias a los deméritos de otros equipos. Así que entiendo que el presidente quiera meter mano en un departamento que a día de hoy dio muestras de improvisación con el consiguiente desgarro económico para las arcas del club. Pues eso.