Sábado 20.01.2018

FABRIL - SEGUNDA B

November rain

No sale el sol para los siete equipos gallegos de Segunda B, que se encuentran entre los ocho peores clasificados del mes

El cancerbero durante un partido en Abegondo (Quintana)
El cancerbero durante un partido en Abegondo (Quintana)

Axl Rose escribió que “nada dura por siempre, hasta la fría lluvia de noviembre”. La ‘November rain’ no le está sentando nada bien a los siete equipos gallegos que compiten en el grupo 1 de Segunda División B. En las tres jornadas del mes ninguno ha conseguido ganar ni un solo partido. Es más, los siete se encuentran entre los ocho peores equipos de noviembre en la liga. Solo el colista Valladolid B impide que todos los gallegos estén en la cola de la clasificación del mes.

Uno de los equipos que más llama la atención por su bajón a nivel de puntuación es el Fabril. Flamante líder del grupo 1 de Segunda División B hasta la jornada 11, la última del mes de octubre, el filial del Deportivo notó en exceso el cambio de entrenadores. Para empezar, con el ascenso de Cristóbal Parralo a la primera plantilla del Depor y con las tres semanas de interino de Rubén Coméndez, para empezar, independientemente del juego, que tiene una visión más subjetiva, el Fabril dejó de ganar. A las siete victorias consecutivas con Cristóbal le siguieron tres empates, también seguidos, con Coméndez: el primero en octubre y los dos siguientes en noviembre. El Depor B se desplazó a Pasarón en la jornada 12 (1 de noviembre) y empató ‘in extremis’ contra el Pontevedra, un resultado (2-2) que fue suficiente para que perder el liderato que le arrebató el Fuenlabrada. El siguiente encuentro (jornada 13) y segundo de Rubén Coméndez en casa también se resolvió con igualada (0-0) ante otro equipo que ocupaba puestos de descenso a Tercera, la Gimnástica Segoviana. La dirección deportiva del club blanquiazul dio el pasado de firmar al exportero Gustavo Munúa y el debut del uruguayo no fue para nada positivo: derrota por 3-0 ante el Unión Adarve, uno de los equipos más humildes de la categoría.

 

Caída del Celta B
Como el Fabril, otro filial, el del Celta, también ha sufrido una importante caída a nivel de resultados en el mes de noviembre. En el caso del equipo que entrena Rubén Albés, nunca demostró un juego excesivamente brillante con el que fuese muy superior a sus rivales. Sin ir más lejos, no fue capaz de ganar en O Roxo a un Cerceda en inferioridad numérica. A las dudas que sembraba el juego de un equipo que, eso sí, nunca ha abandonado los puestos de fase de ascenso  a Segunda A, se ha unido este mes una mala racha de resultados que ha hecho peligrar esos puestos de privilegio. El Celta B se mantiene en la tercera plaza pero tiene al quinto clasificado, el Navalcarnero, a un solo punto, por lo que un pinchazo más podría hacer caer al conjunto de Barreiro de las cuatro primeras posiciones. En noviembre sufrió derrotas ante Castilla (1-4) y Rayo Majadahonda (2-0) y empató en casa (0-0) el pasado fin de semana ante un Coruxo en puestos de descenso.

 

Provincia de A Coruña
La lluvia en la provincia de A Coruña ha sentado mal a los tres equipos que compiten en Segunda B. El ya mencionado Fabril, el Cerceda y el Racing de Ferrol no ha sumado más que cinco puntos en los nueve partidos (tres cada uno) que han disputado desde que ha comenzado el mes de noviembre. El filial del Deportivo ha podido sumar dos puntos -los empates en Pasarón ante Pontevedra (2-2) y en Abegondo frente a Gimnástica Segoviana (0-0)-, el Racing de Ferrol también ha rascado dos puntos -uno en su visita al Baltasar Pujales contra el Rápido de Bouzas (1-1) y otro en A Malata frente al Cerceda (0-0), mientras que el Cerceda solo ha conseguido un punto en estas tres jornadas del presente mes -empató contra el Racing (0-0) en Ferrol y perdió como local ante el Sanse (0-3) y el Real Madrid Castilla (0-2)-. Entre los tres equipos de la provincia acumulan cinco puntos, uno menos que, por ejemplo, el Unión Adarve, uno de los recién ascendidos esta temporada que, además, tiene uno de los presupuestos más humildes de la categoría.

 

Los madrileños
El único equipo que ha conseguido los nueve puntos en juego en el mes de noviembre ha sido el Castilla de un cuestionado Santiago Solari, al que se llegó a colocar en la cuerda floja por el mal arranque de un filial del Real Madrid que, en teoría, debería pelear por ocupar puestos de ascenso a final de temporada. Con la escalada de este mes ya se encuentra a cinco puntos de esas posiciones de playoff. El Real Madrid es el líder de noviembre y de cerca le acompañan otros tres equipos de la Comunidad de Madrid. El Fuenlabrada, primer clasificado del grupo 1 con cinco puntos de ventaja sobre el Fabril, ha empatado un partido y ganado dos, aunque ambos con sufrimiento y remontada incluida. El tercer mejor equipo del mes es el filial del Atlético de Madrid, que también ha sumado siete puntos: una de sus dos victorias la consiguió en O Vao ante el Coruxo (1-2). El cuarto, con seis puntos de nueve (dos victorias y una derrotas) es el anteriormente mencionado Unión Adarve en el que juega el carballés José Antonio Moreira (ex de Bergantiños y Cerceda, entre otros equipos gallegos).

 

Sin derrota
Además de Castilla (9 puntos) y Fuenlabrada y Atlético de Madrid B (7 puntos), otros tres equipos no sufrieron ninguna derrota en las tres jornadas disputadas en el mes de noviembre. Son los tres equipos que han conseguido cinco puntos (una victoria y dos empates): la Gimnástica Segoviana, que no abandona los puestos de descenso (13 puntos), el Navalcarnero, que es quinto (24 puntos) y el Guijuelo, que ha salido de las posiciones de castigo (15 puntos).

 

Apretados
El mes de noviembre ha servido para comprimir la tabla clasificatoria del grupo 1 de Segunda División B, tanto por la parte alta en la lucha por acceder a los puestos de fase de ascenso como en la lucha encarnizada por eludir los lugares de descenso a Tercera División. Para empezar, en los puestos de cabeza hay que destacar el liderato del Fuenlabrada, que ha aprovechado los continuos pinchazos del Fabril para sacar una ventaja de cinco puntos en lo alto de la clasificación. El resto de posiciones de la zona playoff se ha apretado mucho más. El Fabril es segundo con cuatro puntos de ventaja sobre el quinto, pero el Celta B tiene 25 puntos, solo uno más que el Navalcarnero (quinto) y el cuarto, actualmente es el Rayo Majadahonda, tiene los mismos puntos que el propio Navalcarnero. Por la parte baja de la clasificación, el Real Valladolid B es colista destacado con ocho puntos pero, a partir de ahí, la igualdad es máxima por salir de esas posiciones. La Gimnástica Segoviana, penúltima, y la Ponferradina, antepenúltima, tienen 13 puntos. A continuación surge un grupo de cinco equipos con 15 puntos (Coruxo, Racing, Guijuelo, Pontevedra y Toledo). El Talavera es undécimo con 16 puntos.


DOS ENTRENADORES EN EL FABRIL
Rubén Coméndez sacó dos empates y Munúa perdió su primer partido

“Durante la semana pasada prácticamente no pudimos preparar el partido. Yo estoy recién llegado, había seis jugadores con el primer equipo, los entrené el viernes, que es un día más tranquilo porque se trabajó muy fuerte el miércoles y jueves. El equipo tiene cosas muy buenas pero hay que corregir cosas para seguir mejorando”. Gustavo Munúa se mostró contundente tras su primer partido con el Fabril. El filial del Deportivo cayó de manera sonrojante en el Vicente del Bosque ante el Unión Adarve (3-0) y el entrenador uruguayo alegó la falta de entrenamientos. En el mes de noviembre, el Fabril tuvo a Rubén Coméndez (Juvenil A) como entrenador en las dos primeras, en las que sacó dos empates ante Pontevedra (2-2) y Gimnástica Segoviana (0-0), y en el estreno de Munúa prolongó la mala racha con una derrota que aleja al filial del primer puesto.